16 de abril de 2013 / 05:13 p.m.

Monterrey.- • Después de denunciar un supuesto asalto a mano armada, la encargada de una casa de empeño que tiene cuatro meses y medio de embarazo, confesó ser responsable del robo de 221 mil 780 pesos en joyas y efectivo, por lo que fue detenida y recluida en el penal del Topo Chico.

Miriam Alejandra Maravilla Vázquez, de 27 años, reveló que lo hizo por un impulso y quedo a disposición del juez segundo penal de Monterrey, quien la procesa por robo agravado por el monto al que asciende el ilícito, por el cual no tiene derecho a solicitar su libertad bajo fianza.

El robo que denunció el representante legal del negocio Prestar, el cual está ubicado en avenida Cabezada 10117, del Fraccionamiento Barrio Aztlán, en Ciudad Solidaridad, ocurrió el pasado viernes.

REDACCIÓN