17 de enero de 2013 / 04:17 a.m.

Entre los lesionados se encuentra una mujer de 32 años, una niña de tres años y un bebé de tres meses, quienes se encontraban en la recamara cuando ocurrió el accidente.

 

Monterrey.- • Una mujer y sus hijos se salvaron de sufrir severas lesiones luego de que un trabajador de un Car Wash estrellará una grúa que conducía contra la pared de una vivienda, en el centro de San Nicolás.

El percance fue reportado alrededor de las 14:30 horas en el cruce de las calles Terán y Padre Mier, en el centro del mencionado municipio.

Mariana Garza Rangel, de 32 años, el bebé Damián, de tres meses y la niña Bárbara de tres años, se encontraban en la recamara la cual quedó con un boquete de varios metros de circunferencia y sin ventana.

Pedazos de escombro cayeron muy cerca de los pequeños y su madre, quienes afortunadamente resultaron con lesiones leves, las cuales no ponen en riesgo su integridad física.

"Nada más escuche que tronó la pared y vi como se venían los blocks, agarré a mis hijos y los alejé de allí, pensé que nos iba a aplastar, tuve mucho miedo por ellos", expresó Mariana muy asustada.

Paramédicos de la Cruz Roja arribaron al sitio para valorar a los tres integrantes de la familia quienes fueron atendidos en el lugar, por lo que no hubo necesidad de que fueran llevados a un hospital de la localidad.

El presunto responsable identificado como José Juan Villalobos Aguilera, de 57 años, quien es empleado del Car Wash Klassic, mencionó que acababa de lavar la grúa y se disponía a estacionarla afuera del negocio.

Sin embargo, una aparente falla en el clutch, provocó que la unidad de doble plataforma se estrellara de frente contra la pared de la vivienda marcada con el número 501, propiedad de la familia Rangel Garza.

Tránsito del municipio arribó al sitio para levantar el parte y entregarlo al Ministerio Público, quien continuará con la investigación correspondiente.

 

Yari Martínez 

Fotos: Roberto Alanís