12 de marzo de 2013 / 09:54 p.m.

Monterrey.- A modo de protesta, 50 empleados de los 10 casinos que han sido clausurados en Monterrey, se manifestaron en contra de la postura que ha tomado la administración por lo cual exigen a las autoridades a realizar parejo la clausura o que les permitan

trabajar.

En las afueras del casino Palmas Miravalle ubicado por la avenida Pablo A. González Garza en su cruce con Fleteros, los trabajadores de las casas de apuestas determinaron que llevan alrededor de 15 días sin empleo.

A su vez, mencionaron que son alrededor de 520 personas que se han quedado sin empleo ante el repentino cambio de la administración de Monterrey, el de clausurar los centros de juego.

Esperan un apoyo por parte de la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes para darle solución a los hechos ya sea en la reapertura de los casinos o en la clausura de forma indefinida.

Con información de Luis García