RICARDO ALANÍS
14 de septiembre de 2013 / 02:00 p.m.

San Pedro Garza García • Tras días de polémica y protestas por la instalación de parquímetros, el Municipio de San Pedro Garza García y la empresa San Pedro Meters finalmente llegaron a un acuerdo para que esta compañía ceda el control y propiedad de los estacionómetros a la administración que encabeza el alcalde Ugo Ruiz Cortés.

Anoche, vía telefónica, el propio presidente municipal comunicó que había llegado a un acuerdo con los representantes de la empresa para entregarles 75 millones de pesos por los aparatos de esta compañía y que pasen a formar parte del patrimonio municipal.

Mencionó que mientras tanto, los parquímetros que ya están instalados continuarán con el servicio suspendido hasta en tanto no se firme el acuerdo, que sería dentro de 10 días a dos semanas de plazo.

"Mostró la empresa su aceptación a la propuesta que estábamos haciendo y, bueno, pues con esto ya perfilamos el convenio que habremos de elaborar para rescindir el contrato y que el Municipio se haga cargo del manejo de los aparatos; son 75 millones de pesos, es lo que ofrecimos, ellos pretendían un poco más, no nos movimos de la cantidad y, finalmente, hoy la aceptaron".

"Ya con esa manifestación de la empresa de aceptación de la propuesta lo que viene ahora es la elaboración del convenio de rescisión de contrato, eso nos va a llevar yo creo que a lo mejor una semana, dos semanas en su elaboración, algunos días más, no te puedo decir cuántos en la elaboración del convenio y la firma y una vez que eso concluya estaremos ya dando los detalles de lo que sigue", comentó.

Ugo Ruiz dijo que el Municipio continuará con la instalación de parquímetros, pero ya no en zonas donde haya casas, es decir, en la zona del casco sí se colocarán, pero únicamente en las dos plazas públicas que hay.

El 6 de septiembre, MILENIO Monterrey publicó que la instalación de parquímetros en el casco de San Pedro Garza García desató una guerra entre vecinos que se oponen a su instalación, el municipio que pretende su retiro y la empresa concesionaria, que exige el funcionamiento de los estacionómetros, una indemnización, o que de plano le compren los activos.

El 5 de septiembre por la noche, los vecinos del casco realizaron una protesta afuera del Palacio Municipal para exigir al alcalde que impidiera la colocación de los aparatos.

"(Vamos a instalar los aparatos), pero solamente en las zonas acordadas, es decir, no en las zonas donde al final se estuvieron colocando.

"En el Centrito ya se colocaron, ahí lo que vamos a hacer es simplemente reanudar su operación en unos días más, no hay ahorita una definición de qué día, y en el casco lo que se ha manejado es la colocación de los parquímetros alrededor de las dos plazas públicas que hay, la plaza principal, que es la Juárez, y la plaza Naranjo, pero solamente en las plazas públicas”, comentó.