30 de octubre de 2013 / 12:15 a.m.

El martes por la noche, una loseta que se construía en la última estación de la Ecovía, en la colonia Valle Soleado, se derrumbó, cuando aparentemente el andamiaje que la sostenía no soportó el peso.

 

Monterrey.- El accidente ocurrido en las obras de la Ecovía es responsabilidad de la empresa constructora, tanto en cuanto a la reparación del daño ocasionado, principalmente a trabajadores, pero también de acelerar los  trabajos para que no se vea retraso en los tiempos, pues de otra manera pudiera ser sancionada, advirtió el Gobernador del Estado, Rodrigo Medina de la Cruz.

Aclaró que de todas maneras, el Estado a través de las secretarías correspondientes se mantendrá alerta para que no se violente ningun derecho de trabajadores o por si alguna negligencia provocó el percance, que dejó una persona lesionada de gravedad.

“Nosotros estaremos muy atentos por un lado la Secretaría de Obras Públicas para que presione a efecto que no se retrase  la obra. Y segundo, a través de la Secretaría del Trabajo para que en caso de que haya una negligencia o irresponsabilidad se proceda en consecuencia”, enfatizó.

El martes por la noche, una loseta que se construía en la última estación de la Ecovía, en la colonia Valle Soleado, se derrumbó, cuando aparentemente el andamiaje que la sostenía no soportó el peso.

En el accidente un trabajador resultó seriamente lesionado cuando le cayeron encima los escombros, pero el riesgo fue para muchos otros.

Ellos trabajan para la empresa Productos y Estructuras de Concretos S.A. C.V., que a su vez es subcontratada por Cementos Mexicanos.

Medina de la Cruz dijo que se analizará, y si procede una sanción para la empresa constructora, se le aplicará.

“Bueno, es responsabilidad de la empresa acelerar los trabajos y reponer el tiempo perdido en virtud a este accidente y responderle también a quienes pudieron haber resultado lesionados”, insistió el mandatario estatal.

Francisco Zúñiga