21 de febrero de 2013 / 04:43 a.m.

Monterrey.- Un mes antes de terminar la administración de Mauricio Fernández, el municipio de San Pedro asignó por 10 años el servicio de botones pánico para sus habitantes con una empresa que arrastra un pasado polémico.

Se trata de Protección Urbana S. A. de C. V., cuyo integrante de Consejo de Administración es Gustavo Gámez Castillejo quien aparece como apoderado de Bolman de Monterrey, empresa vinculada a una red de traficantes de droga de italianos y regios, desmantelada en Italia el año pasado.

La empresa saltó publicamente cuando la Policía de Italia videograbó a un camión que portaba el logotipo sin domicilio en San pedro cuya banda transportaba cocaína.

Redacción