19 de marzo de 2013 / 01:54 p.m.

 La empresaria ganadera Leonor González Wisbrum solicitó la intervención del procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, para que le devuelvan más de 12 mil hectáreas que esa institución aseguró hace más de 12 años en Villa Aldama, Chihuahua.

El congelamiento de los terrenos derivó de la averiguación previa PGR/008/LD/99, iniciada por el delito de lavado de dinero.

Sin embargo, el 1 de noviembre de 2010, según el oficio CG1/F3/3035/2010, la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, determinó que no existían elementos ni pruebas que demostraran el origen ilícito de esos bienes, por lo que ordenó devolverlos.

A pesar de la decisión del agente de la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, Jaime Rey López Salazar, la PGR no entregó los bienes.

De hecho, 72 horas después, ahora bajo la averiguación previa UEIDCS/454/2009, se volvió a ordenar el aseguramiento de los bienes de la familia González Wisbrum, pese a que se demostró la licitud de éstos, por lo que pidió investigar al agente ministerial Isaac Daniel Arellanos Tapia.

Las 12 mil hectáreas que reclama González Wisbrum incluyen cuatro terrenos ganaderos, todos ubicados en Villa Aldama.

De acuerdo con documentos ministeriales, en 1999 la PGR acusó a Joel Chávez Quezada, esposo de la empresaria, del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, los cuales “se cometieron antes o después” del 1 de noviembre de 1987.

Por esa razón, el 5 de enero de 2000 el agente del Ministerio Público Federal solicitó al director del Registro Público de la Propiedad en Chihuahua el aseguramiento precautorio de los terrenos de Leonor González.

La mujer demostró ante la PGR que los terrenos son de su propiedad y que le fueron heredados en 1995 por su padre, José Lucas González Díaz, además de que existen poderes notariales que demuestran que esa extensión fue comprada antes de la década de los años 80.

Lo anterior consta en las escrituras números 1328 y 1329, emitidas por el notario público 15, Luis Villagrán Arrieta, de Ciudad Juárez, Chihuahua.

González Wisbrum manifestó que no pide privilegios a la autoridad, únicamente que se cumpla la ley y que termine el aseguramiento de sus propiedades, las que fueron adquiridas de manera legal y no por medio de delito alguno.

— RUBÉN MOSSO