3 de agosto de 2013 / 01:54 p.m.

Acapulco de Juárez • A partir de este viernes empresarios agrupados a la Cámara Nacional de Comercio en Acapulco, se declararon formalmente en huelga de pagos en impuestos y servicios, por las pérdidas millonarias que les ocasionó el nuevo sistema vial de Acabús.

Con la instalación de la bandera rojinegra que simboliza el movimiento de huelga, los dueños de negocios señalaron que esta acción se replicará a lo largo de la zona turística del puerto, a fin de presionar al gobierno del estado para que les responda por los cuantiosos daños a sus economías.

"Esto es como medida de lo que está sucediendo en las empresas, que no hay la solvencia económica para hacer frente a los pagos básicos, qué decimos por básicos, pues pago al seguro social, al Infonavit, Hacienda, al gobierno del estado, a los municipios, a Capama, o sea hay una insolvencia", dijo el presidente de la Canaco-Servytur, Javier Saldívar Rodríguez.

"Porque fuimos afectados por varios meses por el Acabús, y el gobierno se supone que iba a dar una ayuda mutua, la cual nunca nos llegó", dijo la empresaria Glafira Pineda Pineda.

A su vez, el presidente de la Comisión de Honor y Justicia, Alejandro Martínez Sidney, sostuvo que los empresarios no tienen dinero suficiente, después de la afectación de la obra del Acabús, para cubrir los compromisos fiscales y de servicios por donde la obra se hizo en el puerto.

Los empresarios denunciaron que por culpa de la obra del Acabús, en la zona del Acapulco tradicional se perdieron casi cinco mil empleos y se acumularon miles de pesos en deudas al Infonavit, Comisión Federal de Electricidad, Capama, IMSS e incluso salarios, situación que se volvió insostenible para todos.

"Hoy nos declaramos en huelga de pagos porque no hay, no es más que porque no hay dinero para solventar estos compromisos contraídos, las rentas de los locales mucha gente está desesperada y todos los días la gente está llegando con su documentación de la problemática que estamos viviendo", dijo Javier Saldívar.

Para le empresaria Pineda Pineda, están peleando un derecho que les pertenece, que fueron afectados y nunca hicieron una huelga.

"Nosotros nunca nos paramos para paralizar las vías de comunicación, y no tenemos por qué tener represalias", pidió.

En tanto, Martínez Sidney insistió en que no tienen dinero para pagar, queremos que el gobierno nos diga cómo le vamos a hacer, pues la situación económica es muy lamentable y muy grave, indicó.

Los integrantes de este movimiento afirmaron que se mantendrán en la lucha hasta lograr que el gobernador del estado, Ángel Aguirre Rivero, se comprometa a trabajar con ellos para sacar adelante sus negocios de la profunda crisis en que se encuentran por culpa del Acabús.

 

JAVIER TRUJILLO