5 de agosto de 2013 / 01:07 p.m.

Alrededor de 450 empresarios micros y pequeños, asociaciones y organizaciones empresariales, así como líderes políticos y sociales se reunieron para exigirle al gobierno federal paz en la entidad y recursos para el desarrollo.

""Queremos la paz y para construirla necesitamos recursos federales, no policías federales ni la militarización de nuestro estado. No queremos que proliferen esos denominados grupos de autodefensa, que no son lo uno ni lo otro y sólo propician enfrentamiento entre los michoacanos"", dijo Tito Fernández Torres, orador principal del evento.

El empresario de la construcción aclaró que ninguno de los sectores representados en la reunión fue convocado a la reunión con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y acusó que sólo fueron invitados a esa reunión ""los que siempre se quedan con la tajada del león, que es lo que se debe acabar en Michoacán"".

El líder empresarial denunció haber sido objeto de actos de boicot por parte de algunos legisladores a los declinó identificar, y convocó a los presentes a integrar la Asociación Michoacana Paz y Dignidad para defender los intereses de los michoacanos y exigir la intervención del gobierno federal.

""El poder fáctico lo pueden tener los diputados, los gobernadores o hasta los presidentes, pero siempre es pasajero. El poder real está en la gente, el poder real está en nosotros"", aseguró.

Fernández Torres reconoció que en Michoacán todos “hemos fallado”, y señaló que ""el gobierno del estado debe reconocer que hay muchas cosas que ha dejado de hacer, y eso ha generado espacios que han llenado los grupos que se dedican a lo ilícito y, para su desventura, muchas veces con mayor eficiencia"".

Las acciones del gobierno de estado se encuentran prácticamente detenidas, no hay obra pública y las inversiones privadas se contraen. La deuda con los proveedores sigue en niveles elevados y hay fuentes de trabajo que están cerrando ante la falta de liquidez, acusó el empresario.

""Si los empresarios estamos mal, imagínense cómo están aquellos que fueron nuestros empleados. Están muriendo de hambre, porque en Michoacán hay hambre"", por lo que urge la atención directa de la Federación, denunció Fernández Torres.

Por eso, exigimos el apoyo del gobierno federal y ""le decimos al presidente Enrique Peña Nieto que venga a Michoacán a impulsar el desarrollo porque los michoacanos somos hombres de bien, de paz y de trabajo"", señaló.

Por su parte, Cristina Cortés Carrillo, del Colectivo Michoacano Pro Derechos Humanos, denunció que la lucha contra la delincuencia en el estado está acabando con los jóvenes de la entidad.

""Son jóvenes los que mueren y son jóvenes los que matan, y hoy la mayor producción en Michoacán es la de jóvenes viudas, la de niños huérfanos, la de madres en el desamparo"", acusó la representante ciudadana.

En Michoacán sigue reinando la impunidad en todos los niveles, y ""no sabemos cuál es el mensaje que se nos envía con la prolongada ausencia del presidente, y la sociedad michoacana se encuentra temerosa"", señaló Cortés Carrillo.

En el mismo tenor se manifestó el dirigente indígena del municipio de Los Reyes, Óscar Reyes Márquez, para quien ""hay tres gobernadores en Michoacán: el constitucional, que se encuentra de licencia, el interino que administra y el militar, pero ninguno hace nada"", por lo que también se refirió a la urgencia de que el mandatario de la nación visite el estado.

Los michoacanos no estamos pidiendo limosna, ""queremos que el gobierno nos devuelva en obras nuestros impuestos para generar excedentes, empleo y riqueza"", demandó en participación el presidente de la Unión Ganadera de Morelia, Jesús Rivera Calderón.

Para el dirigente ganadero, el sector primario se está deteriorando a pasos agigantados porque no llegan los recursos para el campo o llegan demasiado tarde, y nadie apoya al sector campesino.

El líder ganadero aseguró que en su sector la crisis podría convertirse también en una contingencia sanitaria, pues ""a los animales les están poniendo sales prohibidas que están causando enfermedad y muerte"", denunció.

El abigeato es otro de los fenómenos que están golpeando duramente a los productores ganaderos y ""nada más el mes pasado perdimos 150 cabezas de ganado en Morelia ante la atónita mirada de las autoridades"", destacó Rivera Calderón.

— FRANCISCO GARCÍA DAVISH