12 de junio de 2013 / 01:55 a.m.

Los dirigentes de la Coparmex, Caintra, CCINLAC y CIC prefirieron omitir cualquier tipo de comentario sobre el tema.

  

Monterrey.- • La iniciativa privada y organismos intermedios evitaron opinar respecto a la polémica generada por la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, cuando entregó las llaves de la ciudad a Jesucristo.

Desde el sábado por la noche cuando se llevó a cabo el evento evangélico "Monterrey Ora", organizado por la Alianza de Pastores de Monterrey, la declaración se convirtió en trending topic en las redes sociales y tema de conversación de diversos actores políticos.

Sin embargo, en una rueda de prensa de la Coparmex, Caintra, CCINLAC y CIC, a pregunta expresa omitieron dar alguna opinión al respecto y solo Manuel Zavala del Consejo Cívico de las Instituciones tomó la palabra.

"Cada quien es libre de pensar lo que quiera mientras mantenga el estado laico", dijo.

Sin comentar más al respecto, el director del organismo habló sobre las cuestiones monetarias de los municipios y del tema de seguridad en lo referente a los resultados del Pulso Metropolitano de Seguridad de Mayo.

Ante la polémica generada por su participación en dicho evento, la alcaldesa regiomontana aseguró que la entrega de la ciudad a Jesús fue a título personal, descartando que haya incurrido en una violación a la constitución en lo referente a la laicidad del estado.

SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS