9 de octubre de 2013 / 04:31 p.m.

Monterrey • En medio de la euforia de sus seguidoras, Il Volo presentó anoche su concierto en en el Auditorio Banamex.

Al filo de las 21:10, las luces del recinto se apagaron para darle la bienvenida a los jóvenes que comenzaron su show con el tema "Nuestro amor".

A una sola voz Piero, Ignazio y Gianluca interpretaron la primera terna de canciones, para luego darle paso a otros grandes clásicos de la ópera como "No puede ser".

"Gracias Monterrey, ¿qué piensan de nuestro francés?", preguntó Piero después de mostrar un lenguaje mucho muy fluido.

"Estamos muy emocionados de regresar aquí con nuestra gira ‘Más que amor’. Nos gustaría compartir una canción de paz y amor, es ‘Más que amor", agregó Ignazio.

En el repertorio de los artistas también se incluyeron algunos temas de la música mexicana como “El reloj”, de la autoría del mexicano Roberto Cantoral.

Los chicos de 18, 19 y 20 años no sólo cautivaron por su educada voz en la ópera, pues su físico sin duda es un atractivo que no pueden negar.

En cuanto sonaron las primeras notas de "El triste", el público comenzó a corear el tema que hiciera famoso José José en el inicio de la década de los 70.

Luego de 15 minutos, las luces en el escenario se volvieron a encender y el ánimo del público tomó fuerza con la interpretación del tema "Non farmi aspettare" de Ignazio y Piero.

"Granada"”, "La luna hizo esto" o "Hasta el final", pusieron el clímax en el concierto donde cinco músicos acompañaron a Il Volo.

De su nuevo álbum "Más que amor", los intérpretes presentaron el tema "Constantemente mía", que realizaron a dueto junto la cantante mexicana Belinda e “Il canto” con Plácido Domingo que Ignazio presentó entre bromas simulando ser el tenor español.

"En este año que ha pasado hemos hecho un dueto con alguien muy grande, Plácido Domingo, Monterrey esto es "Il canto".

Mientras se escuchaba la melodía, la producción trasmitió las imágenes de cuando Il Volo estuvo en el estudio junto a Plácido.

“Historia de un amor”, “Smile” y “Luna escondida” continuaron en el repertorio del concierto de los italianos que una vez más conquistaron los corazones regios.

Para sorpresa de sus fans, los intérpretes solicitaron la presencia de cuatro chicas en el escenario para cantarles al oído "María".

Ante su fallido intento por despedirse el trío tuvo que regresar para ofrecer dos clásicos, "Gira el mundo gira" y "O sole mío", con las cuales concluirían su concierto en la ciudad.

EVA GÁNDARA