11 de noviembre de 2013 / 01:29 p.m.

El hombre que el pasado sábado fue encontrado sin vida en el interior de la cajuela de un vehículo en San Nicolás de los Garza, junto a una dama, fue identificado y presuntamente tiene antecedentes penales por homicidio calificado en el año 2000. De acuerdo a una fuente allegada a las investigaciones el cadáver sería de Juan José Guel Ríos, de 39 años de edad, aproximadamente, quien era el dueño del automóvil Toyota Camry, donde fue encajuelado junto con una mujer, quien aún se encuentra sin identificar. Lo anterior fue corroborado por unos vecinos de los condominios Constitución, hasta donde acudieron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, ya que las placas del auto revelaron que Guel Ríos tenía su domicilio en ese lugar. Extraoficialmente trascendió que el hombre, cuenta con antecedentes penales por homicidio calificado, pues en el año 2002 fue detenido tras confesar que en el 2000, asesinó a un amigo identificado como Robert Elliot Pires, de 36 años, por lo que recibió a cambio un pago de 10 mil dólares. Sin embargo será hasta hoy cuando se corrobore esta información en los archivos del sistema estatal penitenciario. La fuente reveló que se logró establecer que la mujer trabajaba para Juan José, quien aparentemente se dedicaba a llevar mujeres de la vida galante a domicilios donde requerían de sus servicios sexuales. Se dijo que los cuerpos de ambos presentaban un impacto de bala, la mujer estaba encima del hombre y tenían ropa de fiesta, así como tacones. Aparentemente Robert y Juan José, vivieron en Estados Unidos, donde presuntamente trabajaron para el grupo delictivo El Cártel de Cali, donde incluso fueron protegidos de la DEA. El pasado sábado vecinos de la colonia Tabachines se percataron del vehículo abandonado y de donde se veían manchas de sangre, por lo que llamaron a las autoridades de seguridad. Aunque se revisó el vehículo no se encontró alguna identificación de ambas personas, por lo que se espera que algún familiar reclame los restos de ambos en el Anfiteatro del Hospital Universitario, donde hasta ayer seguían en dicho lugar.

Redacción