16 de septiembre de 2013 / 11:18 p.m.

Monterrey.- • Importantes encharcamientos se han presentado a lo largo de la avenida Lincoln y Aztlán, al poniente de Monterrey, provocado por las intensas lluvias que han caído hasta el momento en la zona metropolitana de Monterrey a consecuencia del huracán “Ingrid”.

Lodo, piedras y escombro de las obras de la Ecovía han provocado también la obstrucción de alcantarillas sobre estas mismas arterias, en donde personal de Servicios Primarios de Monterrey se encuentra trabajando a marchas forzadas.

Incluso también sobre la avenida Lincoln, a la altura de la colonia Cumbres Oro, cerca de una plazacomercial, se han generado verdaderos pozos y zanjas a consecuencia de las obras inconclusas y la instalación de nueva luminaria y semáforos como parte de la Ecovía.

Según información de Tránsito de Monterrey, han llegado al menos diez reportes de automóviles dañados a causa de estos baches, que incluso alcanzan los 30 centímetros de profundidad y un metro de anchura, por lo que personal de esa dependencia acude al lugar.

Cabe destacar que a lo largo de la avenida Lincoln las obras de construcción de la Ecovía han continuado pero no existe señalización de advertencia en estos sitios que abarca desde el entronque de Ruiz Cortines y Lincoln, hasta la avenida Puerta de Hierro.

Lejos de ser trabajadores del municipio de Monterrey quienes estén trabajando en tapar los baches, han sido los mismos trabajadores de los cruceros como limpiavidrios o vendedores de dulces o limpiaparabrisas, los que con ayuda de palas o sus mismas manos han comenzado a jalar el mismo escombro para destapar estos baches.

Reynaldo Ochoa