EDUARDO MENDIETA SÁNCHEZ
23 de junio de 2013 / 02:11 p.m.

Monterrey • Pese a que en el área metropolitana de Monterrey existen torres de oficinas y departamentos VIP, los edificios viejos son los que podrían considerarse una bomba de tiempo.

Aunque la autoridad cuenta con un cálculo aproximado de 70 inmuebles distribuidos en los municipios metropolitanos, apenas es posible determinar cuáles son los edificios que cumplen o no las medidas de protección civil y seguridad.

Quedarían fuera aquellos rezagados por el desarrollo urbano desordenado, como lo explican Jorge Camacho, titular de Protección Civil estatal, y Andrés Molina, director Operativo de Bomberos de Nuevo León.

"Yo te garantizo que no hace falta buscarle mucho para que encontremos alguno por ahí, que le va a faltar medidas de seguridad, eso es un hecho, (como) todos los (edificios) antiguos que se quedaron inmersos entre todo el desarrollo urbano desordenado de hace unas décadas", explica Camacho.

En esta situación se encuentran los edificios que no cuentan con una administración única o sin un régimen de condominio que facilite el establecimiento de medidas de seguridad.

En los dos últimos meses, dos voraces incendios acabaron con la vida histórica de dos fábricas: El Porvenir, un ícono dentro de la historia del municipio de Santiago y de Nuevo León, y el segundo la mantequera ubicada en la colonia Obrera, con más de 100 años de antigüedad.

Andrés Molina Irigoyen, director Operativo de Bomberos Nuevo León, coincide que en general las edificaciones cumplen con las medidas contra incendios, pero que son los inmuebles con más años los que pudieran tener más problemas.

"Algunos edificios muy antiguos que no tienen (medidas contra incendios), aunque son muchas las instalaciones antiguas que están funcionando, por eso Protección Civil está exigiendo que sigan haciendo simulacros, revisiones y verificaciones técnicas.

"Según las revisiones que se han hecho y las construcciones que se han llevado a cabo, cuentan como todas las medidas de seguridad apropiadas… se les exige que tengan sus cisternas de agua con capacidad de tiempo que se puedan usar ese depósito dos horas mínimo", comenta.

Se pide además un sistema de bombeo automático, de detección, y salidas de emergencia bien señalizadas.

"Están cumpliendo con todas las normas de seguridad que exige la Ley de Protección Civil, como la Ley de Protección contra Incendios así como la Secretaría Federal del Trabajo, será unos 60 ó 70 edificios lo que es el área metropolitana y lo que es San Pedro", comenta.

Problema en pisos elevados

La Dirección de Protección Civil del Estado reconoce que no existe escalera de bomberos que llegue a los pisos más altos de los edificios.

"Definitivamente uno de los detalles importante es que no hay una escalera en el planeta Tierra que llegue a los edificios, ya no te digo las de Shangai o Dubai o las de Nueva York, ni a las de nosotros pueden llegar esas escalas, por eso tanto el personal como de emergencia como el del edificio se le equipa, para poder realizar otro tipo de maniobras", explica Jorge Camacho Rincón.

El titular de la dependencia comenta que los nuevos edificios cuentan con redes internas de agua que con impulsadas por bombas para poder suministrar en caso de incendio.

Además cuentan con escalera interior o exterior de emergencia, rutas de evacuación con características de puertas abatidas hacia afuera, y que no estén obstruidas.

"Hay mucha más tecnología por todos lados en sus redes individuales de sus líneas contra incendios y sus rociadores y sus tipos de escaleras, yo no pudiera decir que son perfectos en cuanto a la normatividad la cumplen y hasta la superan", explica.

ClavesFoco de alarma

El crecimiento de la ciudad ha derivado en que se tengan reglas más claras para los edificios en cuanto a seguridad y protección civil, aunque hay aspectos que todavía están pendientes por resolver, como ha quedado claro en las últimas semanas.

Uno de los puntos que genera las mayores alertas de las corporaciones son los edificios antiguos, pues se construyeron sin ningún tipo de norma de desarrollo urbano, por lo que no cuentan con infraestructura para sofocar incendios o evacuar personal atrapado.