28 de octubre de 2013 / 06:12 p.m.

Con el empate del sábado ante Jaguares, el Monterrey estaría al borde de completar la peor cosecha en la historia de los torneos cortos jugando en el estadio Tecnológico.

Actualmente el equipo que dirige José Guadalupe Cruz, que entró a media temporada a sustituir a Víctor Manuel Vucetich, acumula 10 puntos en 7 juegos disputados en casa. Es decir, su efectividad es ligeramente por debajo del 50 por ciento de rendimiento.

Un equipo como Monterrey acostumbrado a sufrir en patio ajeno, su éxito lo establece en la medida en que puede hacer de su aduana la más temible del futbol mexicano.

En los últimos 10 torneros, Rayados se había caracterizado por ser uno de los 6 mejores locales y hasta en dos ocasiones (Bicentenario 2010 y Clausura 2012) terminó el torneo regular como líder en dicho departamento.

No obstante, ya en estos momentos el Monterrey es la peor versión como local en los últimos 5 años y lo peor es que de perder contra Guadalajara en la última jornada en el Tec, se convertiría junto al equipo del Verano 1999 (el que se salvó del descenso) en el peor representativo rayado en los torneos cortos.

Aquel Monterrey de Omar Ortiz, Ricardo Carbajal, Ever Moas, Antonio Mohamed, Sergio Alvin Pérez, Erick Hernández, Víctor Santibañez y compañía, cosecharon 10 puntos en 8 juegos con 15 goles a favor y 15 en contra.

El actual Monterrey de Humberto Suazo, Jonathan Orozco, José Basanta, Leobardo López, Jesús Zavala, Severo Meza, Neri Cardozo y César Delgado, entre otros, suma las mismas 10 unidades pero en 7 juegos, con un saldo de 6 goles a favor y 5 en contra.

Por increíble que resulte, de perder contra Guadalajara en la última fecha, este Monterrey plagado de estrellas igualaría a aquella limitada versión rayada que fincó su salvación al conseguir un empate ante Puebla en el cierre de la temporada regular en el Tec.