Redacción 
7 de julio de 2013 / 01:09 a.m.

Apodaca • El cuerpo de un sujeto que se encontraba desmembrado en el interior de una maleta fue hallado afuera de un parque industrial, ubicado en la Carretera a Dulces Nombres, en el municipio de Apodaca.

Poco después de las 10:30, un trabajador del parque industrial realizó el hallazgo del cadáver y dio aviso a la Policía municipal de Apodaca, que a su vez, reportó los hechos a la Agencia Estatal de Investigaciones.

Los primeros en arribar a la Carretera a Dulces Nombres, en plena zona industrial apodaquense, fueron los policías municipales que al llegar al sito descubrieron los restos de un hombre de entre 20 y 30 años de edad en el interior de una maleta.

Los policías de Apodaca acordonaron el área mientras llegaba la Agencia Estatal de Investigaciones. Los elementos ministeriales descubrieron una cartulina con mensaje contra un grupo delictivo que opera en la entidad, sin embargo no fue revelado su contenido.

Trascendió que posiblemente la víctima era rival del grupo delictivo que lo mató y posteriormente lo abandonó en este paraje de Apodaca.

La semana pasada otro sujeto fue asesinado en una parada de camiones en este mismo municipio y también se le dejó un recado.

Uno de los policías que participó en la investigación señaló que el cuerpo fue desmembrado en varias partes y acomodado dentro del maletín y que luego fue abandonado en el sector industrial de Apodaca.

Los agentes investigadores interrogaron a varias personas que pasaban por el lugar y procedieron a examinar si en ese sitio había cámaras de seguridad de las industrias cercanas que pudieron grabar a las personas que abandonaron el cadáver.

Se estima que la persona fue asesinada en otro sitio y dejada en ese punto de la Carretera a Dulces Nombres en el referido municipio.

El agente del Ministerio Público que acudió a dar fe de los hechos recolectó las evidencias y ordenó que el cuerpo fuera llevado al hospital Universitario para practicarle la autopsia de ley.

Se espera que en las próximas horas sea identificado por sus familiares que acudan a reclamar el cuerpo en el Servicio Médico Forense.