6 de febrero de 2013 / 01:41 p.m.

La víctima se llamaba Rafael Romay Rico, de entre 26 a 28 años de edad, quien tenía unos 10 años rentando un cuarto en esa vivienda propiedad de Catalina Ávila, de 59 años.

 

San Pedro.- La muerte de un diseñador, cuyo cuerpo estaba en estado de putrefacción, es averiguada por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, tras ser encontrado sobre su cama totalmente cubierto con una cobija en un cuarto de renta, en el municipio de San Pedro.

El caso fue reportado en la calle Palmas 137, cruz con Jiménez, en la colonia Plan de Ayala.

La víctima se llamaba Rafael Romay Rico, de entre 26 a 28 años de edad, quien tenía unos 10 años rentando un cuarto en esa vivienda propiedad de Catalina Ávila, de 59 años.

Relató Laura, hija de la dueña, que “Rafita”, como le decían de cariño al hoy occiso, siempre fue una persona muy reservada que nunca platicaba con la gente.

A duras penas se enteraron que era originario de Veracruz, que estudiaba diseño y al parecer acababa de terminar con su novia, pero no saben en dónde laboraba.

Se dieron cuenta de su muerte debido a que comenzaron a percibir olores fétidos, pero pensaron que se trataba de ratas muertas que han sido encontradas a últimas fechas en varios domicilios de ese barrio.

Al asomarse al cuarto del jarocho, se dieron cuenta que estaba tapado con la cobija, se comunicaron con las autoridades y personal del 911 de San Pedro determinó que el hombre estaba muerto.

Personal de la policía sampetrina, de la AEI y de Servicios Periciales se avocaron a las indagatorias, pero será la autopsia de ley o estudios patológicos, los que revelen las causas de la muerte de Romay Rico, ya que al parecer no tenía ninguna enfermedad.

Lo anterior, para descartar que se haya cometido un hecho violento contra el veracruzano.

IRAM OVIEDO