Con información de Lorenzo Encinas
10 de octubre de 2013 / 11:34 p.m.

Monterrey.- Mientras realizaban unas excavaciones en el centro de Monterrey, a la altura de las calles Naranjo y Padre Mier, trabajadores encontraron restos óseos.

Fue alrededor de las 2:00 de la tarde cuando los albañiles se percataron de que en la esquina del mencionado cruce, ubicado entre los números 849 y 851 del Barrio Antiguo, encontraron los restos al excavar un pozo de metro y medio.

Ante tal descubrimiento, los huesos fueron puestos en la orilla de la banqueta, expuestos al aire libre, por lo que personal de la Delegación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Nuevo León, enviará un arqueólogo al sitio para comenzar con las investigaciones correspondientes.