23 de junio de 2013 / 09:25 p.m.

México se despidió de la Copa Confederaciones con un triunfo de consolación sobre Japón, pero se va de Brasil con las mismas dudas que cargó de entrada y ahora le toca pensar de nuevo en las eliminatorias mundialistas de la CONCACAF.

El "Tri" perdió sus dos primeros partidos ante Brasil e Italia para sellar su eliminación de la Confederaciones, aunque superó 2-1 a Japón el sábado con dos goles de Javier Hernández.

"Desgraciadamente, los resultados no nos acompañaron en los primeros dos partidos, sobre todo el segundo, que jugamos mejor que el primero, pero es una experiencia más", analizó el volante Andrés Guardado. "Esta victoria nos ayuda mucho en lo anímico, en la confianza de cada uno de nosotros y ahora tenemos un reto muy importante, que es llegar al Mundial".

El triunfo sobre los campeones de Asia fue apenas el segundo de México en partidos oficiales en 2013, año en el que saldó el resto de sus encuentros con cinco empates y dos derrotas.

Después de seis fechas en el hexagonal final de la CONCACAF, México marcha tercero con ocho puntos, a cinco del puntero Estados Unidos y a tres de Costa Rica. Los tres primeros se clasifican de forma directa al Mundial de 2014 y el cuarto disputa un repechaje con Nueva Zelanda.

México tiene tres empates sin goles en el estadio Azteca en las eliminatorias, un saldo casi impensable en el pasado.

"La presión siempre estará en selección mexicana, sobre todo porque volteas a ver la tabla y estamos ahí, hoy en día estaríamos clasificados, pero tenemos que ganar partidos y asegurar ese pase", agregó Guardado.

México reanuda la eliminatoria el 6 de septiembre cuando reciba a Honduras, cuatro días más tarde visita a Estados Unidos y en octubre concluye recibiendo a Panamá y visitando a Costa Rica.

El entrenador José Manuel De la Torre, duramente criticado en los últimos meses, sabe que su equipo ya no puede dejar ir puntos en casa.

"Generalmente los equipos fincan su boleto al Mundial en casa, y todos los puntos que puedas restarle a los rivales fuera de ella te da una mayor oportunidad de asistir. Sí, hemos quedado a deber en casa, ahora vamos a tener dos partidos muy importantes ante rivales con los que estamos compitiendo por ese boleto y está en nosotros el poderlo hacer. Hay que hacer valer esos puntos en casa", dijo De la Torre.

Antes de reanudar las eliminatorias, México disputará la Copa de Oro el próximo mes, pero lo hará con una selección alterna, de la que pueden salir algunos jugadores que ayuden a la principal en las eliminatorias.

"Ahora le damos vuelta a la página de la Confederaciones y antes de las eliminatorias tenemos Copa Oro, que nos servirá para poder seguir observando jugadores, de poder elegir a los que estén en el mejor momento", concluyó De la Torre.

La selección regresa a México el lunes.

AP