16 de octubre de 2013 / 09:46 p.m.

Tras un intenso año de competencias, los clavadistas Germán Sánchez e Iván García no se relajan y continúan con sus entrenamientos de cara a 2014, en el que la temporada incluirá seis fechas de la Serie Mundial, la Copa del Mundo en China y los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Veracruz.

Ambos se quedaron con la espinita clavada después de no haber conseguido presea en los Campeonatos Mundiales de natación, pero no bajan los brazos y saben que tendrán la oportunidad de tomar revancha.

Los saltarines regresarán a competir en marzo, cuando inicien las fechas de la Serie Mundial, y mientras llega ese momento, perfeccionan detalles en sus clavados y hasta clases de ballet tomanpara mejorar sus saltos.

Además, en este momento que terminó la temporada 2013 para los clavados, los jaliscienses se toman el tiempo para atender a sus seguidores.

Está por terminarse este año, ¿sienten que tuvieron una buena temporada?

GERMÁN SÁNCHEZ: Empezamos con un 2013 difícil, porque llegué a pensar que no estaría compitiendo por la lesión, pero con el paso de los meses se fueron dando las cosas. Quizá la gente esperaba que ganáramos la medalla (en el Mundial) y nosotros también, pero por errores no se nos dieron las cosas. La gente nos preguntaba si quedamos a deber y yo digo que no, porque demostramos que peleamos siempre, ahora tenemos tiempo y otras competencias para demostrarnuestra calidad.

¿Les faltó descanso después del Mundial?

IVÁN GARCÍA: Nos quedamos a muy poco de conseguir una medalla mundial, pero sabemos que esto no termina, ya que tenemos tiempo por delante y ojalá que también bastantes años y competencias para dar lo mejor. Después del Mundial solo descansamos 15 días ya que sabemos que los chinos no descansan, por lo que nosotros tampoco podemos darnos el lujo de hacerlo si queremos estar algún día arriba de ellos.

¿Por ahora en los entrenamientos en qué se enfocan?

GS: Los entrenamientos siempre son muy intensos, si no es porque te toca tirar 10 metros es porque te tocan los entrenamientos diarios de cuatro horas. Ahorita no estamos tirando muchos clavados y lo que hacemos es estar en la pista, pesas, gimnasia y tenemos hasta clases de ballet,cosas que la gente a lo mejor ni se imagina que las necesita un clavadista y eso lo hemos venido haciendo años atrás y nos han dado resultado.

¿Para qué le sirven las clases de ballet a un clavadista?

GS: Para mejorar la línea de un clavadista,la cual debe de ser perfecta, para tener punta porque se ha visto que muchos clavadistas doblan las piernas y que no tienen esas puntas. Yo, por ejemplo, a veces abro mucho las piernas cuando voy en la posición 'C' y las maestras lo que hacen es perfeccionar esa postura y esa elegancia al pararte; además de tener fuerza en los tobillos para aguantar un poco más. Antes teníamos estas clases cada 15 días y ahora Iván lo incorporó desde los niños chiquitos hasta nosotros, por lo que ya es diario.

¿Tienen tiempo de disfrutar de la fama?

IG: Es parte de todo esto y la gente te apoya. Hay tiempo para todo, los miércoles entrenamos una vez y cambiamos los entrenamientos para estar con ellos. Ese tipo de eventos son como un agradecimiento para quienes siempre nos apoyan.

¿Qué viene para el próximo año?

GS: La Copa del Mundo y los Juegos Centroamericanos y del Caribe son los eventos más importantes de 2014. Tendré la oportunidad de competir en individual y en sincronizado en la Serie Mundial y la idea es hacer un buen papel, muchas veces se nos pregunta cómo llegamos a ese serial, pero en esas competencias todo mundo llega cansado, porque justamente en ese periodo se junta todo y a veces lo tomamos como fogueo y para tirar un clavado nuevo, en algunas ocasiones no es tanto por ganar, sino sentirte bien por participar".

Carlos Cruz