10 de febrero de 2013 / 04:42 p.m.

La familia de Moisés Alejandro Juárez Rojas, de 8 años, quien se extravió desde el pasado jueves, ha recibido llamadas de bromistas y de personas que se dicen “esotéricos”.

 

Guadalupe.- Tres días de tristeza y, peor aún, aparte de la pena, la familia de Moisés Alejandro Juárez Rojas enfrenta otro problema, ya que han sido víctima de bromistas que llaman a su casa para ofrecer información del paradero del pequeño, tratándose en su totalidad de informes falsos.

A tres días de la desaparición del menor, de tan solo ocho años de edad, siguen estancados los resultados de su búsqueda, tras extraviarse en el municipio de Guadalupe desde el mediodía del pasado jueves en la colonia Las Sabinitas.

“"Las personas nos llaman y nos dicen que saben dónde esta el niño, pero solo son bromas, algunas se burlan de la familia y hasta se ríen de la situación que está pasando… no es posible que tomen como motivo de risa la pena que estamos pasando; desde que salió el número en los medios, desde que amanece, nos están llamando, no se vale, es algo serio"”, dijo uno de los familiares del menor desaparecido.

Además, son varias personas que se hacen llamar videntes las que se han comunicado y les ofrecen sus servicios a cambio de dinero, situación que hace más grande su angustia e incertidumbre.

“"Desde que se dio conocer que ‘Moy’ desapreció, además de los bromistas, nos han llamado personas que se hacen llamar esotéricos y solo nos hablan para cooperar y nos cuentan que tienen premoniciones del lugar donde esta el niño, pero luego nos dicen que lo van a decir a cambio de dinero y esto que está sucediendo no es para pedir dinero"”, expresó el familiar.

Hasta esta noche, aún las autoridades preventivas e investigadoras no contaban con alguna pista que los llevara a la localización del infante, que salió de su casa después de haber dejado la mochila con sus útiles escolares y de haber cambiado su ropa, para salir sin que se haya conocido hasta ahora su paradero.

Afuera del domicilio, se podía apreciar a los familiares de Moisés Alejandro en la espera de noticias, con su mirada no pierden detalles de la llegada de las patrullas y esperan con ansias el regreso del niño; sin embargo, las horas siguen pasando y nada.

“"Quiero que llegue mi niño, no sabemos el motivo por el cual alguien se lo llevó, les pido por favor que si alguien lo tiene que lo entregue, se los pido, él es bueno y estamos muy preocupados"”, fue la súplica del abuelo.

Las unidades de la Policía Municipal, Fuerza Civil y Protección Civil de Guadalupe siguen con la guardia frente a la vivienda de la familia, en la casa marcada con el número 102 del callejón Santa Fe de la colonia Las Sabinitas al oriente de Guadalupe Nuevo León.

Afuera del domicilio se pueden apreciar las cajas de los canes adiestrados y que han sido ya desplegados a lo largo de los tres días por varios puntos del sector en la búsqueda del menor Moisés Alejandro.

Autoridades ministeriales llevaron ya a declarar a Axel Antúan Landeros Reyes, de 19 años de edad, exnovio de la madre del pequeños Moisés, Yovana Rojas Ramírez, de 26, quien dijo a las autoridades que hace algunas semanas tuvo problemas con el joven y que este la había amenazado; sin embargo, el joven solo declaró como sospechoso, porque no existe ninguna acusación directa o prueba que lo incrimine en algún hecho delictivo.

Hasta esta noche las autoridades siguen con la búsqueda, que ahora ya ha abarcado hasta las redes sociales, donde habitantes del municipio de Guadalupe han enviado la foto del infante con la finalidad de que sea localizado por estos medios de comunicación.

Grupos conformados por Protección Civil municipal y uniformados de Guadalupe apoyados con perros entrenados, durante la tarde y noche buscan infructuosamente por parques, plazas, públicas y lotes baldíos al menor de edad, de quien sus familiares solo mencionaron, salió con una playera roja a rayas azules de su casa.

LORENZO ENCINAS