22 de enero de 2013 / 02:23 a.m.

Unos 400 obreros que laboran en la obra de dos nuevas plantas para producir gasolina limpia exigen aumento salarial justo. Rechazan el aumento que negoció la empresa con el representante de la CTM. Piden dialogar con directivos de la empresa.

 Oaxaca • A pedradas se enfrentaron trabajadores de la compañía ICA Fluor que realizan trabajos en la refinería Antonio Dovali Jaime de Petróleos Mexicanos (Pemex) donde se construyen dos nuevas plantas que producirán gasolinas limpias, mismas que se localiza en la cercanía del Puerto de Salina Cruz, en la región del Itsmo de Tehunatepec, en Oaxaca.

La agresión se generó por el descontento de unos 400 obreros ante lo que llamaron insuficiente incremento salarial anunciado por el representante de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) hace una semana, tiempo en el que iniciaron el plantón y el intento de otros de romper el cerco que mantienen los trabajadores inconformes.

El plantón en la puerta principal de la refinería, impide el ingreso de equipo, maquinaria y personal de ICA Fluor desde hace ocho días en demanda de que se dé una mesa de diálogo con los directivos de la constructora para negociar un incremento salarial justo, porque rechazan el aumento que negoció con la compañía ICA, con el representante de la CTM en este lugar, Hipólito Rojas.

El enfrentamiento inició durante el inicio de las actividades en la planta y se prolongo durante una hora cuando trabajadores de la empresa mencionada intercambiaron pedradas, dejando varios lesionados de ambos grupos, así como el policía municipal, Francisco Ramírez, quien resultó descalabrado, por lo cual fue llevado al hospital de especialidades donde reportan su estado de salud como estable.

Valentín Pérez, trabajador de la compañía ICA FLUOR dijo que el aumento salarial de entre ochenta y cien pesos que se autorizó a los trabajadores es una miseria y que no corresponde a las jornadas de hasta doce horas en algunos casos con descanso de una hora para comida, misma que con el incremento miserable que dio la compañía ICA, se redujo a media hora.

Añadió que en los trabajos que se realizan para construir las dos plantas que producirán gasolinas limpias en la refinería Antonio Dovali Jaime laboran aproximadamente unas mil 700 personas y no es posible que sirvan de comer en media hora.

Mencionó que no están en contra de la empresa petróleos mexicanos y de la compañía ICA, pero si están en contra de los bajos salarios que están pagando como en el caso de los obreros que ganaban mil 257 pesos, con el incremento de hambre ganaran mil 380, es decir, 123 pesos más y el albañil que ganaba mil 729, ahora ganara mil 828, es decir, 99 pesos de más, lo cual consideran es una burla.

El operario especialista que ganaba dos mil 94 pesos, ahora ganara dos mil 212 pesos, es decir, 118 pesos, en tanto los dirigentes de la CTM como Hipólito Rojas, cada día son más ricos tras negociar con los representantes de las empresas y compañías constructoras que han llegado a invertir y a trabajar al puerto de Salina Cruz.

El trabajador Valentín Pérez añadió que no es posible que en un proyecto que va a durar varios años en construcción, el salario no tenga modificaciones a favor de los obreros, “no puede ser el mismo salario de inicio y de final y ahora apenas se tiene un avance del 40 por ciento en lo que respecta a la obra civil y un veinte por ciento en obra mecánica y en la primera negociación salarial, nos hemos dado cuenta que los representantes de la CTM ya se vendieron con los representantes de la compañía ICA en este lugar.

Juan Carlos Fuentes Matus, oficial Ferrero de primera en ICA, dijo que aproximadamente unos 450 trabajadores de la empresa desconocieron al sindicato cetemista y sus delegados de trabajo ante el aumento miserable que se dio al salario y que el movimiento que se ha mantenido por una semana continuará en su lucha de un salario digno para los trabajadores.

Fuentes Matus denunció condiciones insalubres de trabajo y añadió que en el caso del riesgo de trabajo, por estar laborando a seis y doce metros de altura, no está al nivel del salario que cobran en la actualidad.

Los dos bandos de obreros, los inconformes con el aumento salarial y los que seguían al secretario general de la CTM en este lugar, Hipólito Rojas, al final se juntaron tras el anunció que hiciera Rolando Vázquez Castillejos, asesor legal de los trabajadores inconformes, de que una comisión sería recibida por el titular de la secretaria general de gobierno, en la capital del estado para atender este problema laboral que afecta los trabajos que se realizan en la refinería para construir las dos plantas que producirán gasolinas limpias, a una semana de haber iniciado el paro de labores.

La reunión en la que participarán además de los obreros y su representación, informó Vázquez Castillejos, también estarán representantes de compañía ICA, de la CTM, de la secretaría del trabajo estatal y una representación de PEMEX como testigos del encuentro que tendrá lugar este martes a las once de la mañana en las oficinas de la secretaria general de gobierno.

OSCAR RODRÍGUEZ