19 de febrero de 2015 / 03:17 a.m.

Chilpancingo.- Policías antimotines se enfrentaron con maestros disidentes en el zócalo de Chilpancingo, luego de que un grupo de integrantes del Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero se llevó al gerente y subgerente de la empresa Coca Cola.

La retención de los funcionarios de la refresquera movilizó a por lo menos 20 policías antimotines, quienes llegaron al centro de la ciudad casi al mismo tiempo que los normalistas.

Con ellos se registró un primer enfrentamiento, los policías al asumirse en inferioridad numérica utilizaron gases lacrimógenos para contener el avance de los cetegistas, hasta en tanto les llegaban refuerzos.

Los refuerzos llegaron rápidamente, lo que recrudeció la confrontación y con ello el cierre de los negocios ubicados en todo el centro de Chilpancingo.

El intercambio de piedras, petardos y gas lacrimógeno se prolongó por espacio de media hora, aunque el saldo fue de solo un joven lesionado.

Los policías se replegaron sin recuperar a los ejecutivos de la compañía, los maestros y estudiantes se reagruparon para avanzar hacia las esquinas de las avenidas Cristobal Colón, Miguel Alemán, Ignacio Ramírez, Valerio Trujano y Teofilo Olea y Leyva, para evitar una nueva acometida.

Los uniformados se llevaron en la retirada a la profesora Rosalba Tapia Galeana, a quien bajaron de su auto tipo jetta color arena.

Para las 19:30 horas la policía estaba completamente fuera del centro de Chilpancingo, los profesores resguardaban los accesos y el comercio permanecía con las cortinas cerradas.

Se espera la llegada de representantes de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (Coddehum) para fungir como interlocutores y facilitar el intercambio de detenidos.

TEXTO Y FOTO: MILENIO DIGITAL/ROGELIO AGUSTÍN