10 de mayo de 2013 / 12:35 a.m.

Monterrey • En Nuevo León, el 42.5 por ciento de las mujeres casadas o en unión libre de 15 años o más y con hijos ha sufrido algún tipo de violencia por parte de sus parejas, reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En sus "Estadísticas a Propósito del Día de la Madre", el organismo también resaltó que actualmente el 16.8 por ciento de de los nacimientos en la entidad provienen de madres adolescentes.

Refirió que la violencia familiar se reconoce hoy como un problema de salud pública, de derechos humanos, de justicia social y como un delito.

Además, continuó, se acepta que se trata de un problema de gran magnitud que incluye la violencia psicológica, física, sexual y económica, y además los costos sociales y económicos de la violencia contra la mujer son enormes y repercuten en toda la sociedad.

"La Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2011 en Nuevo León señala que 42.5 por ciento del total de mujeres unidas -casadas o en unión libre - de 15 años y más con hijos refirió haber padecido algún tipo de violencia por parte de su última pareja ", subrayó.

Resaltó que "de éstas: la violencia que más prevalece es la emocional, con 84.1 por ciento, la cual consiste en insultos, amenazas, humillaciones y otras ofensas de tipo psicológico o emocional".

Le sigue la violencia económica, con 58.1 por ciento; la violencia física, con 18.7 por ciento, que tiene que ver con empujones, jalones, golpes, agresión con armas, entre otras, y la violencia sexual, con 12.6 por ciento.

Manifestó que los niños que crecen en familias en las que hay violencia de pareja pueden sufrir una serie de trastornos conductuales y emocionales que tienden asociarse a la comisión o padecimiento de actos de violencia en fases posteriores de su vida.

De acuerdo a ENDIREH 2011 para la entidad, 37.3 por ciento de las mujeres de 15 años y más, unidas o alguna vez unidas -separadas, divorciadas o viudas- ejercían violencia física hacia sus hijos cuando ellas sufrían algún tipo de violencia por parte de su pareja en los últimos 12 meses.

En el ámbito laboral, apuntó, la ENDIREH 2011 indica que una de cada 10 mujeres de 15 años y más, un 9.1 por ciento, ha presentado a lo largo de su vida al menos un incidente de violencia laboral al solicitarle una prueba de embarazo.

Mientras que 2.8 por ciento declaró ser despedida, tuvo una reducción de salario o no se le renovó el contrato por su condición de embarazo, enfatizó.

De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda, 2010, en Nuevo León residen un millón 683 mil 136 mujeres de 15 años y más.

NOTIMEX