5 de marzo de 2013 / 03:16 a.m.

Juan Carlos Moreno, delegado estatal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), señaló que esperan reportes de los daños para fincar responsabilidades a paseantes.

 

Santiago.- • Los dos excursionistas que originaron el incendio en El Álamo, en la sierra de Santiago, podrían enfrentar cargos por los daños causados, aunque se trate de un accidente, de acuerdo a Juan Carlos Moreno, delegado estatal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

La dependencia a su cargo esperará los reportes de las autoridades de Protección Civil de Santiago y del Estado, así como el reporte de la Comisión Nacional Forestal, para calcular los daños ocasionados.

El funcionario federal estableció que la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable contempla sanciones administrativas para las personas que ocasionen un incendio.

Además, el Código Penal Federal, en su Artículo 420, Fracción Cuarta, señala penas corporales, que van de los dos a los diez años de prisión y una multa que puede ir de los 19 mil 400 a 194 mil 800 pesos.

“Aunque fuese accidentalmente (el origen del incendio), (la situación legal de las dos personas) puede agravarse, porque si es dentro de un área natural protegida por la ley, se contemplan penas más severas: dos años extras de cárcel por este hecho”, sentenció.

Todo comenzó la tarde de ayer domingo, cuando dos personas se extraviaron en la serranía y, en un intento por ser rescatados, prendieron una pequeña fogata, que después se les salió de control y avanzó rápidamente, debido a los vientos que existen en esa zona de la sierra.

Algunas versiones establecen que uno de ellos recordó que, en un documental televisivo, recomendaron el recurso de la hoguera, mientras que otras versiones señalan que un elemento de Protección Civil fue quien ofreció el consejo con anterioridad.

Actualmente, indicó Moreno, se tiene registro de daños en matorral submontano en aproximadamente un terreno de entre seis y ocho hectáreas.

Por último, el delegado recomendó a las personas que salgan al campo lleven una brújula, una navaja, una cantimplora con agua y una lámpara.

Desfavorables condiciones climáticas para mañana

(Con información de Joel Sampayo Climaco)

Autoridades que laboran en la tarea de sofocar el incendio recibieron la información de que se espera para mañana martes viento fuerte, resequedad y otros factores que pudieran incidir en la propagación de este incendio.

Por eso, los cuerpos de Protección Civil municipal y estatal han redoblado los esfuerzos para tratar de contenerlo esta misma tarde.

Sin embargo, las maniobras debieron suspenderse al caer la noche por cuestiones de seguridad; solamente con las primeras luces del siguiente día, reanudarán los trabajos.

Durante la tarde, se reportó la participación de 50 brigadistas de las áreas de Protección Civil municipal y estatal, así como de la Comisión Nacional Forestal y grupos voluntarios para tratar de controlar este incendio.

REDACCIÓN