13 de julio de 2013 / 07:12 p.m.

 Pese a que la temporada anterior se salvó del descenso y de paso terminó con una sequía de liguilla, Atlas llega al Torneo Apertura 2013 lleno de incertidumbre debido a los problemas económicos por los que atraviesa y que tienen muy molesto al plantel.

 

Cuando parecía que la "Furia rojinegra" trazaba su camino para salir de la oscuridad en la que desde hace mucho tiempo está sumida, la realidad es que nunca lo inició y está igual o quizá peor que el semestre anterior.

 

La problemática se basa principalmente en la falta de liquidez por parte de un club que vende muchos jugadores, pero que no lo refleja en sus arcas y eso es lo que tiene al equipo sumido en las dudas por todo lo que envuelve esta situación.

 

Tras la salida de Tomás Boy, la dirigencia que encabeza Eugenio Ruiz Orozco se hizo de los servicios del argentino Omar Asad, quien dirigirá por primera vez en México y a partir de ahí ya puede significar una desventaja.

 

Siempre se le debe dar el beneficio de la duda a cualquiera, sin embargo, el desconocimiento de la liga mexicana, combinada con la falta de pagos que sufren los jugadores, hacen una mezcla muy peligrosa para este cuadro que no puede olvidarse del tema del porcentaje.

 

Pocas fueron las incorporaciones del cuadro tapatío, ya que solo Christian Díaz y el regreso de Flavio Santos son las novedades para la próximo campaña.

 

En cambio, se fueron Isaac Brizuela, una de las bajas que más le dolerá, Luis Alonso Sandoval, Luis Robles, Carlos Gutiérrez, Alberto Gurrola, Alberto Pindter, Jesús Gallardo y Alfredo Sánchez.

 

La voluntad de los jugadores será determinante para poder sacar adelante esta campaña, porque los directivos poco hacen para solucionarlo y ante situaciones así, es el orgullo de los que están dentro de la cancha lo que definirá todo.

Notimex