19 de enero de 2013 / 08:51 p.m.

Monterrey • Cabizbaja, por la vergüenza de haber querido engañar a las autoridades y terminar detenida, Julieta Elizabeth Torres Daza de 37 años de edad, fue presentada ante los medios de comunicación acusada de falsedad de declaraciones.

Ella protagonizó un accidente automovilístico que pudo resolver por medio de la aseguradora, pero decidió huir del lugar y siguiendo malos consejos, interpuso una denuncia ante el Ministerio Público por robo de vehículo, pero fue descubierta y detenida.

En su declaración, Torres Daza refirió que la madrugada del viernes, conducía una camioneta Windstar por la calle Carlos Salazar y Diego de Montemayor en el centro de Monterrey, junto a un compañero de trabajo. Ahí se estrelló y al ver lo aparatoso del accidente, se retiró.

El hombre que la acompañaba, identificado como José Roberto Sánchez se quedó en el lugar de los hechos y fue detenido por los agentes de Tránsito de Monterrey y trasladado a la Agencia del Ministerio Público en Asuntos Viales, señalado como el presunto responsable.

Al enterarse de esto y sentirse culpable, la mujer decidió acudir al grupo halcón de la Agencia Estatal de Investigaciones para denunciar el robo de la camioneta.

Ante las autoridades inventó la historia de que la noche del jueves, por darle "raid" a un compañero, condujo por el centro de Monterrey donde dos sujetos que portaban un arma blanca la despojaron de la camioneta, retirándose a pie del lugar.

Al proceder a la investigación, los agentes verificaron en la base de datos y encontraron que la camioneta Windstar modelo 98, se encontraba en el corralón de avenida Los Ángeles y Churubusco, remitida por Tránsito de Monterrey. Ante esto procedieron a su detención.

La mujer indicó que el miedo de que su padre, propietario de la camioneta, la regañara decidió inventar la historia, además de que nunca había chocado por lo que no supo hacer uso del seguro del vehículo.

Por esta acción la mujer quedó a disposición del Agente del Ministerio Público y en caso de resultar culpable, podría salir bajo fianza.

SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS