12 de septiembre de 2013 / 02:27 p.m.

México • El cuerpo de Monserrat fue velado en la casa de uno de sus tíos, en la delegación Iztapalapa. A las 12 horas un cortejo fúnebre salió de ahí rumbo al panteón en Azcapotzalco.

La caravana de más de 15 autos fue escoltada por dos camionetas de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal.

El martes, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal entregó a la familia Loza Fernández el cuerpo de Monserrat. Los restos de la mujer de 28 años son los primeros que entrega por el caso Heaven.

La ceremonia, a la que asistieron más de 50 personas, fue vigilada en todo momento. Los policías se ubicaron en distintos puntos del panteón para resguardar la integridad de los asistentes.

El acto inició con el discurso de un sacerdote que rezó por Monse, como la llamaban sus seres queridos. "Algún día volveremos a encontrarla, en la casa de Dios, porque junto a Dios nos espera", dijo.

El momento más doloroso fue cuando el párroco terminó su discurso y dio pie al descenso del féretro a la tumba. "Dios está con ustedes y Monserrat en este momento, cuando ustedes dispongan bajen el ataúd".

El llanto invadió a familiares y amigos por algunos minutos. “Es un capítulo muy amargo, ha sido muy difícil todo. No le deseo a nadie lo que estamos pasando”, comentó Israel Fernández, hermano de Monserrat.

El llanto fue interrumpido por la hija de Monserrat. La niña le pidió a una de sus tías que le aplaudieran a su madre. "La pequeña quiere una porra para Monse", gritó una de las asistentes y todos comenzaron el cántico.

“Con el entierro cerramos un capítulo, pero los recuerdos no los borramos. Aún sentimos mucha impotencia y enojo por la forma en la que encontramos el cuerpo”, expresó Abraham Fernández, tío de Monserrat.

Tres integrantes de la familia Loza Fernández reconocieron los restos de Monserrat el viernes pasado, ellos afirmaron que su ser querido fue enterrado en la fosa común en muy malas condiciones.

"El cuerpo estaba en pésimas condiciones, pero todavía tenía algo de pelo y sus dientes, gracias a eso logramos confirmar que se trataba de ella. Nadie merece morir así", aseguró Israel.

“Se ensañaron con ella, su cuerpo estaba muy maltratado, definitivamente no entiendo por qué se los llevaron a todos y por qué los mataron de esa manera”, dijo uno de los tíos de Monserrat.

Quienes asistieron al panteón aseguraron que hasta que la procuraduría capitalina no aclare al cien por ciento el asesinato de todas las víctimas, no dejarán de apoyar a los demás familiares afectados, los cuales “no reconocen aún los restos que yacen en el Instituto de Ciencias Forenses del Tribunal Superior del Distrito Federal.

"Seguiremos luchando para que hagan justicia en este caso. Respetamos a las demás familias que aún no reconocen a sus seres queridos y los apoyaremos hasta que las autoridades lleguen al fondo de esto y castiguen a todos los que participaron en este hecho atroz", afirmó Abraham.

El cuerpo de Monserrat es el primero que ha logrado entregar la PGJDF, la cual publicó un comunicado donde precisó que sus expertos forenses confirmaron su identidad.

"Una vez que un grupo multidisciplinario de la PGJDF les explicó de forma clara el resultado de las intervenciones periciales en materia de medicina, antropología, criminalística, odontología, genética y fotografía, tuvieron la certeza de que se trataba de su hija", precisó la procuraduría en el documento.

A finales de agosto, la PGR indicó que al menos 10 de los 13 cuerpos localizados en una fosa en el Estado de México correspondían a jóvenes que acudieron al Bar Heaven el 26 de mayo, de donde se los llevaron en varios vehículos.

Rechazan peritaje

A pesar de que ya les explicaron los resultados de los exámenes periciales practicados, los familiares de los jóvenes secuestrados del bar Heaven aseguraron que no reclamarán los cadáveres.

Señalaron que no asumirán que se trata de los cuerpos de sus hijos hasta conocer los resultados de un peritaje externo, el cual no han solicitado a la PGJDF.

Al Instituto de Ciencias Forenses se han presentado varios padres de familia, pero no se ha concretado la entrega de más cadáveres, únicamente el de Montserrat Loza Fernández, que fue sepultada ayer.

CRÓNICA POR MARCO CORONEL