SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS
29 de abril de 2013 / 10:49 p.m.

Monterrey• El Gobierno del Estado estará alerta en materia de seguridad para evitar más ataques en contra de elementos de Tránsito y policías, como ocurrió el fin de semana, cuando fueron asesinados cuatro uniformados.

El vocero de Seguridad en la entidad, Jorge Domene Zambrano, informó que la Procuraduría General de Justicia investiga los hechos ocurridos el sábado en los municipios de Juárez y Apodaca para determinar cuál fue el móvil del crimen.

Señaló que el tema ya es abordado en las reuniones semanales que tienen entre las autoridades federales, estatales y municipales en el área de seguridad.

Al cuestionarle si las autoridades esperan un recrudecimiento en la violencia en contra de las fuerzas del orden, descartó emitir una declaración al respecto.

"Lo que he observado es lo que ha ocurrido en estos pasados tres días, que habrá que estar atentos a que esto no ocurra como una tendencia y que es parte de lo que se viene platicando en las reuniones de trabajo semanales", mencionó.

Aunque los alcaldes Rodolfo Ambriz, del municipio de Juárez, y Raymundo Flores, de Apodaca, descartaron haber recibido amenazas en las corporaciones policíacas por parte de grupos delictivos, el funcionario estatal dijo que la Procuraduría ya investiga esta cuestión.

"Está la averiguación de por medio, ya se tomó algunas notas por parte de la Procuraduría, que tiene a cargo esta investigación", indicó.

El oficial de tránsito del municipio de Apodaca, identificado como Joel Rodríguez Martínez, abanderaba el crucero de la avenida Carlos Salinas de Gortari y la calle Ojo de Agua, cuando fue atacado por sujetos armados.

Mientras que los dos tránsitos y el policía de Juárez que fallecieron se encontraban haciendo el parte de un accidente vial entre dos taxis, ocurrido en la Carretera libre a Reynosa y la calle Francisco Márquez, muy cerca de la comandancia.

Los respectivos ayuntamientos realizarán homenajes y apoyarán a las familias con los seguros de vida que tienen en el contrato, además de apoyos adicionales, como becas estudiantiles para los hijos de los elementos caídos.