30 de agosto de 2013 / 12:00 a.m.

Santa Catarina.- • Medio centenar de señoras, fundadoras de la colonia López Mateos, en Santa Catarina, se presentaron ante la Agencia Estatal del Transporte para exigir que se le quite la concesión a la Ruta 400, y en su lugar se la den a un empresario que les proporcione un servicio de transporte digno, y no el pésimo que vienen padeciendo desde hace 40 años.

Apoyados por 4 mil firmas que entregaron previamente, las mujeres exigieron también una explicación del por qué se le tolera tantas irregularidades a la empresa transportista, que nunca ha querido mejorar, y sólo los engaña.

"Estamos viviendo el mismo problema del transporte, es un mugrero, que meten unidades nuevas, mentira, mentira, nomás le dieron una chapaleteada a la pintura por fuera, para que se vean nuevas, pero por dentro son un mugrero", consideró María Luisa Renobato.

Ella, al igual que la mayoría de las mujeres que acudieron, llegó a la colonia López Mateos cuando se fundó, allá a principios de los setentas. En ese entonces era una colonia sola en medio del páramo santacatarinense, y desde el principio empezaron a batallar con el transporte.

Actualmente, todo se ha poblado, y se calcula que son 600 mil personas las que viven en el sector norte de Santa Catarina. Y sólo la Ruta 400, antes Ruta 120, es la que da servicio.

"Queremos que desaparezca la ruta, que ya pongan una ruta nueva, no nomás que nos jueguen el dedo", dijo la vecina, ante la aprobación de todas las demás.

Las señoras habían llevado hace unos días la petición, y ahora buscaban una respuesta, porque ya están cansadas del mal servicio.

Los camiones dejan mucho que desear, hay pocas unidades, y aparte, los choferes los tratan mal.

"De lo mal que manejan los choferes, hay varia gente que nos hemos quejado de dolor en las vértebras cervicales, porque dan unos frenones que pareciera que los choferes son de tráileres o de camiones de volteo", dijo por su parte Sandra Iris Arredondo, también vecina fundadora de la colonia.

Explicaron que desde que inició la colonia López Mateos, en 1973, el servicio de transporte ha sido deficiente, y aunque abundan las quejas, la autoridad nunca ha querido quitarle la concesión al empresario Abelardo Martínez, ni autorizar una ruta nueva que represente otra opción para los vecinos de todo el norte del municipio de Santa Catarina, pues la Ruta 400 es la única autorizada en todo ese sector, que alberga a un buen número de colonias y sigue creciendo.

FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL