ISABEL ZAMUDIO
19 de abril de 2013 / 12:07 a.m.

Veracruz de Ignacio de la Llave • Personal del Servicio Médico Forense, dependiente de la Procuraduría General de Justicia de Veracruz entregó de manera equivocada el cadáver de un hombre que no correspondía al que reclamaba su familia.

El cuerpo fue sepultado, pero días después llegaron los verdaderos familiares del muerto a pedir que lo exhumaran para llevárselo a enterrar a otro sitio.

Los afectados, originarios de la comunidad Tinajitas en Actopan, explicaron que hace tres días falleció don Primitivo Hernández, cuidador en la playa de aquel lugar, cuyo cadáver fue trasladado a Xalapa, pues en esos momentos no había familiar que lo reclamara.

Los amigos de Primitivo Hernández localizaron a uno de sus hijos que se trasladó a Xalapa para recuperar el cuerpo y sepultarlo. En el Semefo se lo entregaron y pidiendo prestado pagaron el traslado y sepultura en el cementerio de El Farallón, cerca de Laguna Verde.

Como el cadáver ya presentaba signos de descomposición no abrieron el ataúd antes de su sepelio y no se percataron del error, hasta cuando llegaron unas personas a reclamarles que el cadáver que habían sepultado no era el de don Primitivo, sino de un familiar de ellos y que el Semefo de Xalapa se había equivocado al momento de la entrega.

Los familiares del difunto que ya está sepultado no tienen dinero para trasladarlo a Xalapa y los parientes de Primitivo Hernández tampoco cuentan con recursos para el nuevo sepelio y traslado del verdadero cuerpo.

Los vecinos y familia del señor Hernández exigen que la Procuraduría General de Justicia repare el error, cubra los gastos y sancione a los empleados que equivocadamente y en un acto de negligencia, entregaron el cadáver equivocado.