2 de abril de 2013 / 11:11 p.m.

Monterrey.- • El menor de edad que era buscado por sus padres y que fue llevado al DIF Capullos, regresó a su hogar, después de un retraso en su entrega, porque no quiso proporcionar su identidad.

La titular de la Procuraduría del Menor, Verónica Muñoz Rodríguez, puntualizó que Américo Balderas Hams, de 14 años, fue turnado a ellos por un juez calificador de San Pedro Garza García y, al llegar, se mostró renuente a decir nombre, datos de sus padres y de su domicilio.

En el organismo estatal, el menor fue diagnosticado con un trastorno de déficit de atención, sin embargo, se constató que está bajo tratamiento médico desde hace meses e, incluso, recibe apoyo del DIF estatal.

Balderas Hams llegó el pasado 29 de marzo y fue el día 30 del mismo cuando la psicóloga logró que entrara en un período de calma y aceptación y, asimismo, fue cuando proporcionó los datos que se turnaron a Locatel, donde finalmente sus papás lo hallaron.

Su problema lo orilla a no seguir reglas y el día de su desaparición se había enojado con su papá, luego de que este lo regañara por haber peleado con su hermana.

Muñoz Rodríguez señaló que entregaron al menor a sus padres, pero se mantendrán al tanto de ellos, para descartar otros incidentes, aunque la investigación arrojó que el jovencito sí es atendido por sus papás.

FRANCISCO ZÚÑIGA