ISRAEL NAVARRO Y ANTONIO VILLEGAS
10 de junio de 2013 / 01:08 p.m.

Tabasco• La Procuraduría General de Justicia de Tabasco dejó en libertad al ex secretario de finanzas de Andrés Granier, José Manuel Saiz Pineda, por no encontrar elementos suficientes en los delitos que se le imputaban.

Así lo aseguró su abogado defensor, Xavier Olea, quien reveló que la Procuraduría General de la República (PGR) giró una orden de aprehensión contra su cliente por peculado.En entrevista al término de la comparecencia de Saiz Pineda en las instalaciones del Ministerio Público local, el litigante informó que fue el juez segundo de distrito quien ordenó la captura.

“La procuraduría del estado lo dejó en libertad... y la PGR dio cumplimento a una orden de aprehensión, supongo que (el delito es) por peculado”, afirmó.

Olea rechazó que Saiz Pineda sea trasladado a la Ciudad de México para continuar con su proceso jurídico.

En conferencia de prensa, el procurador local, Fernando Valenzuela, indicó que los delitos que se le imputan al ex funcionario son peculado y operación de recursos de procedencia ilícita.

Más tarde, la Procuraduría General de Justicia de Tabasco indicó que Saiz Pineda ingresó al Centro de Reinserción Social de Tabasco para cumplimentar la orden de aprehensión que giró la PGR, aunque originalmente fue trasladado a las instalaciones bajo una orden de presentación.

Se espera que hoy sea presentado en la rejilla de prácticas Saiz Pineda para conocer los delitos que se le imputan y comience su proceso legal.

La denuncia por la que será juzgado el ex servidor público fue presentada en febrero por la contraloría del gobierno de Tabasco, ya en la gestión de Arturo Núñez.

La llegada

El ex secretario de Finanzas de Andrés Granier llegó la tarde de este domingo a Villahermosa, Tabasco, donde sería juzgado por las autoridades locales por el presunto desvío de mil 900 millones de pesos durante la gestión anterior y el decomiso de los 88.5 millones de pesos en una propiedad relacionada con su secretaria particular, Marlis Cupil.La llegada del ex funcionario se dio cerca de la 1:30 de la tarde de ayer al aterrizar en el aeropuerto estatal.

Saiz Pineda intentó ingresar a Estados Unidos, donde presuntamente visitaría a sus hijas, y cuyo aprovechó para solicitar asilo político.

Ante los estadunidenses argumentó que existe una persecución política en su contra, encabezada por la administración del gobernador de Tabasco, Arturo Núñez.

Sin embargo, elementos de la Agencia de Alcohol y Tabaco (ICE, por su sigla en inglés) detectaron que contra Saiz Pineda existe una ficha roja emitida por Interpol-México.Mencionaron que la ficha fue solicitada por la Procuraduría General de la República a petición de la procuraduría de Tabasco.

Por ello, el Departamento de Estado norteamericano delató la ubicación del ex funcionario, por lo que oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza lo retuvieron argumentando un problema con su visa.

Posteriormente fue entregado a personal de la Procuraduría General de la República (PGR), que formalizó su detención en territorio nacional.

Este domingo, cerca de las 5 de la tarde el ex colaborador del priista Andrés Granier ingresó a las instalaciones de la Procuraduría de Tabasco fuertemente custodiado por policías ministeriales federales.

Saiz Pineda descendió de una Suburban azul, vestido de civil y visiblemente cabizbajo, no portaba esposas ni ningún distintivo que lo señalara como preso.

Ingresó a una de las salas, donde rindió su declaración preparatoria ante la fiscal especial, Luz María de Alba Pardo.

Tras una hora, salió rumbo al Instituto de Seguridad Social de Tabasco, donde se le realizó un chequeo médico.

Minutos más tarde volvió a la sede de la procuraduría para revisar el expediente con su abogado defensor, Xavier Olea.

El litigante acusó que a más de 24 horas de la detención de su cliente nunca se les permitió comunicarse para saber de su integridad.