18 de enero de 2013 / 03:48 p.m.

Monterrey.- Integrantes del Colegio de Abogados de Nuevo León acordaron anoche la entrega de un documento al secretario de Seguridad de la entidad, Alfredo Flores Gómez, y a los secretarios de Policía municipales, donde les proponen la creación de protocolos de actuación de los cuerpos policiacos locales.

Alfonso Verde Cuenca, rector del colegio, presentó y leyó el escrito aprobado para entregarse este viernes por la mañana donde sugieren que se diseñen, establezcan, homologuen y consoliden directrices en el ejercicio del uso de la fuerza con pleno respeto a los derechos humanos.

"Se requiere un instrumento legal que norme la conducta; les dé certidumbre en su actuar; les permita cumplir con su deber y al mismo tiempo no se violenten los derechos humanos (...), dejando en claro y precisando que sólo se permite el uso de la fuerza para el mantenimiento del estado de derecho: que obligue a la disuasión o persuasión verbal antes de recurrir a la fuerza física, la utilización de armas incapacitantes no letales, reducción física y la utilización de fuerza letal. Sólo se emplearán armas letales en caso de peligro inminente de muerte", dijo Verde Cuenca.

En el texto, el también presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad de Nuevo León agregó que sugieren no autorizar el uso de armas en contra de vehículos o personas que huyen o traten de huir de una inspección de carácter administrativo a pesar de que existen sospechas infundadas; se debe de concretar a la persecución física.

Señala que se les debe de precisar a los uniformados que los ciudadanos los deben de ver como sus protectores, y no como asesinos en potencia.

Consideran que deben de existir definiciones para conceptos como acto hostil, amenaza, arma de fuego, disparo de advertencia –que se efectúe hacia lugares donde no se cause daño- disuasión y flagrancia, entre otros.

Verde Cuenca criticó el que la policía de San Pedro esté siendo capacitada en una universidad privada, y la de San Nicolás en otra, cuando todas debieran recibir una capacitación uniforme en la Universidad de Ciencias de la Seguridad.

RICARDO ALANÍS