5 de mayo de 2013 / 08:26 p.m.

Los Tigres entrenaron a puerta cerrada en el Volcán Universitario de cara al Clásico 98 a disputarse en el Clásico regiomontano, que además es el juego de ida de cuartos de final del Clausura 2013.

 

Desde las once de la mañana los pupilos de Ricardo Ferreti se encerraron para iniciar la semana de trabajo que en el primer día fue dedicada principalmente a la recuperación de los elementos que vieron acción ante él América.

 

Poco más de una hora es la que duró el entrenamiento, lapso tras el cual el equipo abandonó las instalaciones, no sin antes atender a algunos aficionados que aprovecharon el domingo para buscar el autógrafo y la firma de sus ídolos.

 

Cabe mencionar que por orden de Ferreti no hubo atención a los medios de comunicación, incluso los guardias alertaban a los jugadores para que salieran por la puerta donde no hubiera medios de comunicación.

 

De hecho al salir el Tuca alcanzó a ver que el jugador Alonso Manitas Zamora daba un mensaje de felicitación a una quinceañera, lo que el estratega interpretó como entrevista por lo que cuestionó “Porque está dando entrevista”, a lo que los aficionados respondieron “Tranquilo Tuca sólo son fotos y autógrafos”.

 

Tigres continuará este lunes su preparación para encarar los primeros 90 minutos de cuartos de final, esperando la oficialización de los horarios tanto de la ida como del juego de vuelta en el Volcán universitario.

José Luis Garza