12 de febrero de 2013 / 12:33 a.m.

José Roman Ontiveros Rodríguez, de 41 años, acababa de ser deportado de Chicago; ahora enfrenta un proceso por realizar declaraciones falsas ante una autoridad.

Monterrey.- • El guardia acusado de inventar el robo de un autobús de una empresa de transportes, apenas tiene tres meses de haber regresado al país procedente de Chicago, Illinois.

Ahora, José Roman Ontiveros Rodríguez, de 41 años, está recluido en el penal del Topo Chico.

Allí, quedo a disposición del juez tercero de Monterrey, quien le inició un proceso por ser considerado presunto responsable de hacer declaraciones falsas ante una autoridad.

Redacción