6 de junio de 2013 / 11:26 p.m.

Acusados de narcomenudeo y de múltiples homicidios, fueron trasladados al centro penitenciario a Cynthia Aracely Magallanes Pérez, de 19 años, y a Dagoberto Riojas Silva, de 20.

 

Monterrey.- • La Procuraduría de Justicia de Nuevo León informó que una pareja que había sido detenida por haber cometido una serie de homicidios en colonias al norte de Monterrey, pertenecientes a un grupo de la delincuencia organizada, fueron enviados al Penal del Topo Chico mediante orden de aprehensión.

Cynthia Aracely Magallanes Pérez, de 19 años, habitante de la colonia Barrio Santa Isabel, en Solidaridad, y Dagoberto Riojas Silva, de 20, de la Fomerrey 113, están acusados de homicidio calificado y agrupación delictuosa.

Las pesquisas iniciaron tras la privación de la libertad y homicidio de Raúl Orlando Orta Tenorio y José Alberto Castillo Rivera, quienes fueron secuestrados afuera de la cantina "La Cabaña", ubicada en No Reelección y Nepenta, en la colonia San Bernabé, el pasado 4 de mayo.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones comenzaron con las indagatorias, logrando dar con la joven Magallanes Pérez, quien andaba a bordo de un auto Escort azul, el cual ya había sido divisado en varios eventos delictivos.

Ella confesó al ser detenida, que laboraba para un grupo de la delincuencia organizada, tanto vendiendo droga como participando en los homicidios, entre ellos el de su "novia", a quien asesinó porque un cómplice la descubrió que la engañaba.

Posteriormente, dieron con el paradero de Riojas Silva, quien era taxista y confesó hacer lo mismo que su cómplice.

La joven reveló que participó como vigilante, mientras asesinaban a una bailarina de apodo "la China", ya que estaba pasando información para un grupo contrario de la delincuencia organizada.

Además, mataron a una jovencita que laboraba en el negocio "El Charco de la Rana", de la avenida Colón.

También participaron en un múltiple homicidio en las calles de Hoz y Nepenta, en la colonia Fomerrey 113, donde acribillaron a una familia y se robaron una motocicleta deportiva de uno de los occisos, así como el asesinato de dos primos, expolicías del municipio de Escobedo.

REDACCIÓN