14 de octubre de 2013 / 07:55 p.m.

México.- El presidente Enrique Peña Nieto descartó ampliar las facultades del Banco de México (Banxico), refrendó el compromiso por respetar su autonomía y resaltó el control de la inflación, que en los últimos 13 años se mantuvo en un promedio de 4.3 por ciento y en lo que va de este año alcanza 3.4 por ciento.

Al encabezar la ceremonia de conmemoración del 20 Aniversario de la autonomía del Banco de México, el Ejecutivo federal sostuvo que gracias a la solidez de finanzas públicas, la destacable labor del Banxico, "hoy el país está listo para detonar un mayor crecimiento económico".

La inflación, expuso, es el impuesto más oneroso y regresivo, el que más daña a los que menos tienen, genera incertidumbre, inhibe la inversión y el ahorro de largo plazo y en consecuencia limita el crecimiento de la economía y la generación de oportunidades.

 

Por ello, refrendó el compromiso de su administración con la estabilidad macroeconómica, la cual -dijo- se debe aprovechar para lograr un crecimiento acelerado y sostenido, y reconoció que gracias a la autonomía del Banxico se ha podido mantener la estabilidad de precios.

"El Banco de México ha sido tan eficaz en este mandato que hay que decirlo, hay voces bien intencionadas que han propuesto adicionarle el objetivo de promover el crecimiento y el empleo como lo hacen otros bancos centrales".

Sin embargo, consideró que la mejor manera para que la institución contribuya al crecimiento es justamente "como lo ha hecho hasta ahora con su compromiso permanente con la estabilidad de precios".

Empero, Peña Nieto reconoció que esa condición no es suficiente y por ese motivo el gobierno ha impulsado este año una serie de reformas transformadoras capaces de liberar en su conjunto el enorme potencial de la economía nacional.

"Lo hemos hecho conscientes del ambiente político en el país, en un clima de pluralidad y diversidad política, y también en un nuevo clima de mayor entendimiento y acuerdo entre las distintas fuerzas políticas del país", resaltó.

El presidente Peña Nieto afirmó que México debe realizar todo lo que esté a su alcance para acelerar el dinamismo de su economía, especialmente en un contexto internacional menos favorable que hace algunos años.

En ese sentido, recordó que las reformas propuestas para 2013 darán al país un nuevo impulso de largo plazo, para elevar y democratizar la productividad, y "tomar esta" ruta es optar "por la construcción de un mejor país".

Acompañado por el titular del Banxico, Agustín Carstens y el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, Peña Nieto explicó que además de brindar autonomía al Banco de México "se le encomendó el objetivo prioritario de procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional".

Gracias a ello, desde hace 20 años el país ha contado con una política eficaz y permanente en el control inflacionario de la economía y "sus resultados son contundentes".

"De 1993 a la fecha la inflación promedio ha sido de 9.9 por ciento anual, lo que contrasta con el 45 por ciento de inflación registrado en promedio en los 20 años anteriores", argumentó.

En ese sentido, consideró que lo más destacable aún es que en los últimos 13 años, el promedio ha sido de 4.3 por ciento y en lo que va de este año la inflación se ubica en niveles cercanos a 3.4 por ciento.

Estos logros forman parte de una historia que empezó en 1925 con la visión de hombres fundadores de instituciones como Plutarco Elías Calles y Manuel Gómez Morín, hombres comprometidos con el crecimiento del país.

Además, el mandatario felicitó a Carstens por su reconocimiento internacional como "banquero central del año".

NOTIMEX