25 de octubre de 2013 / 05:05 p.m.

Algo jamás visto en un campo de fútbol, el Independiente de Santa Fe de Bogotá tuvo que jugar la segunda parte de su partido contra el Boycá Chicó con unas camisetas no oficiales compradas en los puestos que hay fuera de los estadios.

Y es que, el equipo de Bogotá viajó a la ciudad de Tunja con su tradicional uniforme rojo. Una vez allí se dieron cuenta que las equipaciones de ambos equipos eran demasiado parecidas y ellos como visitantes eran los que debían de cambiar.

Sin embargo, el Indiapendiente no incluyó entre su equipaje una segunda camisetapor lo que en la primera parte la jugaron con las camisetas de entrenamiento y con los números dibujados con plumón, aunque sin los logotipos de sus patrocinadores.

Pero ahí no paró el show, para la segunda saltaron al terreno de juego con unas imitaciones que alguien había comprado fuera del estadio.