14 de septiembre de 2013 / 06:22 p.m.

La selección mexicana que ganó el título del torneo FIBA Américas aterrizó en la Ciudad de México el viernes temprano, pero lo hizo de una forma muy distinta a la de aquel 24 de agosto cuando partieron rumbo a Caracas, Venezuela, de madrugada, con la mira puesta en un pase al Mundial.

Ahora, con el trofeo en la mano fueron aclamados por decenas de aficionados en el aeropuerto a las 5 de la mañana, horas más tarde por Jesús Mena, director de Conade, y Carlos Padilla, presidente del Comité Olímpico Mexicano, y al mediodía hablaron del logro conseguido en el certamen americano.

Todo ha cambiado. El equipo que comandó Gustavo Ayón pasó de ser el invitado en reemplazo de Panamá a ser el mejor equipo del continente. Nada lo expresaba mejor que la playera que utilizaron ayer.

En la camiseta negra por delante decía 'campeones', pero en la espalda, en forma de lista se enumeraba: Conseguir el pase al Mundial: y una paloma roja que marcaba que ya lo habían.logrado. Ganar el FIBA Américas 2013: y la misma palomita. Hacer historia: y el mismo símbolo delobjetivo cumplido. Campeón del Mundial: y el espacio esperando porque dentro de un año aumente la leyenda de este equipo.

El símbolo de la quinteta, Ayón confirmó que con el título en el FIBA Américas y el boleto al Mundial, la mentalidad ha cambiado en un deporte acostumbrado a los problemas políticos y deportivos.

"En América competimos cada FIBA con cinco de los mejores equipos del mundo: Puerto Rico, Brasil, Argentina, Estados Unidos (no asistió al torneo de este año) y Canadá, si podemos competir con ellos, porqué no competir con los europeos; se tiene el físico, tenemos al jugador más físico de toda América, al equipo con más corazón en América y lo demostramos partido a partido, ¿se puede? claro que se puede, todo está en nosotros".

El propio Lorenzo Mata afirmó que a partir de ahora, la selección tiene sueños más grandes, que con el torneo del continente no fue suficiente:

"Lo dice la camiseta, el objetivo en el que estamos pensando es el Mundial de España, por el país y por el baloncesto mexicano, ojalá que se logre hacer un gran papel y primero Dios así será"

CAMBIOS QUE AYUDAN

Tras desmenuzar las cualidades del equipo que hizo historia al ganar por primera vez el torneo FIBA Américas y calificar al Mundial, certamen en el que un equipo mexicano no participa desde hace 39 años, Gustavo Ayón destacó la mentalidad y el grupo de jugadores que se formó en torno a estos dos objetivos.

"Es fundamental el grupo humano que tenemos, todos aceptaban lo que se decía, cómo se tenían que hacer las cosas, todos soñaban con esta posición en la que estamos, con ir al Mundial, y esefue el cambio que le dimos a la mentalidad de cada uno. Éramos el hazmerreir de estos torneos, unequipo que siempre estábamos de vuelta en la primera ronda o en la segunda. Ahora no era así, todos pensábamos partido a partido, el día que le ganamos a Puerto Rico (para conseguir el boleto) celebramos y todos los días era una fi nal para nosotros, esa era la mentalidad y trajimos la medalla de oro".

Con el trofeo presidiendo la conferencia de prensa, el jugador de los Halcones de Atlanta de la NBA deseó que este momento sea la punta de lanza para el basquetbol nacional y que a partir de ahora se empiece a construir para el futuro.

"Esperemos que esto que se ha logrado ahora con el equipo tenga influencia en la Federación, en los de pantalón largo, para tomar en cuenta el esfuerzo de todos los jugadores y que vean que sí se puede y que sí hay de donde sacar tela de este deporte, que no solo son problemas, y tenemos fe que sirva como infl uencia para la reestructuración del basquetbol en México".

Así, el cuadrito en la playera aguarda por el Mundial.

Juan Pablo Sánchez