19 de noviembre de 2013 / 01:41 a.m.

Si bien Gallos Blancos no cuenta con individualidades como las de Santos Laguna, su rival en la liguilla, el trabajo en equipo es su principal argumento para salir adelante y avanzar a semifinales, dijo Marco Jiménez.

"El equipo como tal, su mayor fortaleza es ser un grupo compacto, nos manejamos muy bien en bloque y también tenemos muchas ganas de trascender y seguir avanzando en esta liguilla", explicó el mediocampista del cuadro queretano.

Jiménez, quien estará en su segunda liguilla con Querétaro, se refirió a esta nueva fase en la que participa y a la que jugó en el Apertura 2011, a la que entraron tras salvar el descenso y ya en ella eliminaron a Guadalajara.

"Son momentos diferentes, pero creo que aquella vez sólo nos faltó meter el gol contra Tigres porque estuvo muy cerrada la serie y sabemos de la dificultad que tendrán los partidos con un Santos que tiene grandes jugadores y creo que también se va a tornar muy cerrada", dijo.

Dijo que el haber llegado hasta las siguientes instancias tanto de aquél certamen como en este Apertura 2013, es resultado del hambre de triunfo que hay en el equipo, sin importar quiénes hayan contribuido a esos objetivos.

"Creo que el hambre de trascender, de ganar y sobre todo de realzar el trabajo del torneo, creo que es un premio al esfuerzo de toda la temporada. Hoy como aquella vez tenemos que ir en contra de todos los pronósticos".

Notimex