2 de julio de 2013 / 03:21 p.m.

 Érika Buenfil asegura que su protagónico en la telenovela Amores verdaderos, que recientemente concluyó, le devolvió la seguridad como actriz, pues ""es un poco duro que dejen de creer en ti"", y ahora es una mujer ""mucho más segura, audaz, valiente, confiada y con más experiencia"".

""Me dediqué a ser mamá y a lo mejor me autodevalué o pensé que mi carrera había terminado, adjudiqué que todo era para las jovencitas y tal vez ya no iba a haber oportunidades para mí"", comentó la actriz, quien el 19 de julio estrenará en teatro el monólogo Volver al amor.

La puesta en escena es dirigida por Salvador Garcini, quien también fungió como director del melodrama. En esta ocasión hace mancuerna con Rubén Lara, y ambos concuerdan en que a Érika no le estaban dando los papeles que merece.

""Cuando le dan el estelar de Amores verdaderos yo percibo que es una brillante actriz y la dirijo con todo mi corazón; ella se entrega y nos volvemos muy buenos amigos y siempre los resultados son muy positivos"", aseguró Salvador Garcini.

 — MARÍA JOSÉ CANTÚ