6 de noviembre de 2013 / 10:20 p.m.

Eriksson dijo que la forma en que se maneja el futbol mexicano sería 'impensable' en Inglaterra, al tener que reportar a los dueños los asuntos de la selección.

"Fue absurdo. Yo no podía reportarle a personas distintas y todos ellos tenían intereses distintos. Siempre había sido claro que quería reportarle a una sola persona, pero así no son las cosas en México", escribe el sueco en su libro.

"Ahí era importante hacer alianzas con la gente colocada en los puestos más importantes del negocio del futbol, ya que eso ayudaría a que la selección ganara partidos", agrega.

"Más o menos, los dueños de los equipos decidían cómo se operaba a la selección, o al menos así eran las cosas antes de que yo llegara", cuenta Eriksson, quien recuerda, en especial, algunos encuentros con Jorge Vergara.

"Fue casi como si estuviera respondiendo las acusaciones en una especie de tribunal. Cada pregunta era más tonta que la anterior".

Eriksson comenta que Justino Compeán le dijo durante su primera reunión que su primera opción para tomar el mando del Tri en el 2008 era Javier Aguirre, sin embargo, el 'Vasco' no podía porque tenía contrato con el Atlético de Madrid.

"Yo siempre había sido la primera elección en mis otros trabajos", dijo Sven, quien reveló que el objetivo que le trazaron era llegar a los cuartos de final del Mundial. "Pero tuve enemigos en el futbol mexicano desde el primer día hasta el último".

Sin embargo, no todo fue negativo en la experiencia de Eriksson en México, pues considera que algunos aspectos sobrepasaron sus expectativas.

"La calidad del futbol era de un nivel más alto del que esperaba y el interés por el juego era enorme... todo el tiempo la gente hablaba de futbol", recuerda.

Sobre su experiencia en la eliminatoria dijo que fue 'frustrante' ver que Estados Unidos jugaba en el gélido Columbus, pero dijo que el Tri también tenía sus 'tácticas sucias' como jugar en el calor de Chiapas ante Canadá.

"Así se hacen las cosas en Canadá", concluye Eriksson, quien guarda algunos buenos recuerdos de su paso en México. "Los mexicanos son gente muy cortés, y esto es algo que contrasta con la imagen negativa que generalmente se difunde acerca de México en todo el mundo".