18 de octubre de 2013 / 03:40 p.m.

El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), segundo mejor tiempo en la primera jornada de entrenamientos en Phillip Island y protagonista de una caída en la segunda tanda reconoció que el error había sido suyo en ese instante.

"El error ha sido mío al caerme porque he tenido que sacrificar todo el entrenamiento con una geometría de la moto que no era buena", aseguró.

"Por la mañana me he encontrado muy cómodo, de hecho el ritmo era muy bueno y por la tarde he salido con lo mismo, pues teníamos pensado probar alguna cosa pero se tenía que ir más rápido para ver los problemas que teníamos y en la otra moto teníamos preparada una geometría diferente para intentar probar un cambio y así ver qué dirección teníamos que tomar", explicó Márquez.

"Cuando me he caído he probado la segunda moto con este cambio pero no iba bien y no hemos tenido tiempo de modificar nada, así que el error ha sido mío por caerme porque he tenido que sacrificar todo el entrenamiento con esa geometría", lamentó el piloto de Repsol.

En cuanto a la caída comentó que salió como esta mañana y que se encontraba muy cómodo. "Esta curva es una de mis curvas preferidas, he abierto gas en el mismo sitio, lo he hecho todo igual, pero no sé porqué, aún así se ha ido ya que la derrapada ha sido bastante agresiva, cosa que con estas motos no es muy normal pero al final ya sabemos que allí no podemos abrir más gas", relató.

"He mirado la telemetría y quizás sí que iba un pelín más inclinado, pero estamos hablando de un grado o dos, no mucho, pero el gas iba más o menos igual, así que quizás ha sido un poco...., no sé, no sé, si tengo que decir porqué he caído la verdad es que no lo sé, pero sí que iba un pelín más inclinado y eso es seguramente lo que me ha hecho caer", reconoció Márquez.

"Está claro que esto es lo último que tiene que pasar el domingo, lo que tenemos que evitar, pero al final aquí se va al límite y siempre vale más cometer lo errores el viernes o el sábado que no el domingo", manifestó.

En un determinado momento se le ha preguntado por las declaraciones de Paolo Simoncelli, el padre de Marco Simoncelli, sobre las que el piloto de Repsol ha comentado: "está claro que Marco era un piloto que le ponía muchas ganas y mucha ilusión, se atrevía pues, como dice él, que era un piloto tirado para adelante que siempre intentaba ir al límite y sí que yo en este aspecto me parezco bastante a él, tampoco hay que negarlo, pero hay otros muchos pilotos en el mundial, los que quieren ganar, los que quieren estar delante empujan al ciento por ciento".

Abundando en las críticas anteriores vertidas sobre su pilotaje, Marc Márquez fue rotundo. "Las escucho todas, las respeto todas y las intento analizar todas, pero al final me quedo con las que me interesan a mí", dijo.

EFE