18 de mayo de 2013 / 01:40 a.m.

Monterrey.- • Maestros del Centro de Desarrollo Integral Infantil No. 1, denunciaron que desde hace seis semanas, el Estado no ha cumplido con el pagado al proveedor de alimentos, por lo que los padres de familia han tenido que hacer una aportación semanal de 140 pesos para cubrir este servicio.

Esta institución brinda el servicio a los hijos de maestros del sistema federal donde les incluye el desayuno y comida, hace mes y medio, el proveedor que surtía los alimentos dejó de brindar el servicio porque no le han pagado.

"Nosotros tenemos que estar solventando algo que no nos corresponde, tenemos lista de cada grupo para estar cobrando a cada madre de familia, no es justo.

"Se hizo un escrito al gobernador donde exponemos la situación y él se deslinda y dice vayan a secretaria de Educación y con esto tenemos la sexta semana que hemos estado dando ese pago", expresó Arlette Karina Páez De la Cruz, presidenta de la asociación de padres de familia.

La escuela se encuentra en el cruce de la calle Nueva Inglaterra y Nueva York, en la Colonia Residencial Lincoln.

Las maestras dicen que no saben a quién solicitar el apoyo porque todos niegan ser los responsables.

Por lo pronto cada madre de familia está dando una aportación semanal de 140 pesos por niño, para que la nutrióloga del plantel, vaya a surtir la despensa a una tienda de supermercado y lleve el alimento para los 400 niños.

Esta situación no es nueva, pues señalan que en el mes de diciembre también dejaron sin comer a los estudiantes durante dos semanas, por un adeudo, pero el problema se arregló.

"Es el adeudo que tiene el gobierno del Estado con proveedores, necesitamos una respuesta urgente, pero si le pedimos al gobernador o a quien nos tiene que dar solución ponga atención a esto es un beneficio que nos corresponde, no tenemos porque sufrir esto", agregó.

Ahora no saben cuánto tiempo más tengan que esperar para que les brinden un servicio que les incluye y piden cuentas a las autoridades de donde está el dinero que deben destinar a esto.

Según comentaron las afectadas, existen otros Centros de Desarrollos Integral Infantil en que por la falta de pago los proveedores abandonan los servicios.

ZYNTIA VANEGAS