7 de junio de 2013 / 08:35 p.m.

El Espanyol de Barcelona, dirigido por el entrenador mexicano Javier Aguirre, ha mostrado interés en el delantero Giovani dos Santos para la próxima temporada, dado que el jugador difícilmente seguirá con el Mallorca, recién descendido a Segunda División.

Así, los Periquitos se suman en la lucha por hacerse de los servicios del seleccionado mexicano, una vez que Valencia y hasta Los Angeles Galaxy, de la MLS, mostraron serio interés por contratarlo.

Dos Santos Ramírez es del gusto del "Vasco", quien conoce bien al atacante, pues coincidieron en la Selección Mexicana, en el Mundial Sudáfrica 2010.

De acuerdo al diario Mundo Deportivo, Aguirre ve en Giovani a un elemento desequilibrante que podría hacer buena mancuerna con Sergio García en el ataque y tomar el control del mediocampo, en caso de que se confirme la salida de Joan Verdú.

Además, el equipo blanquiazul ganaría en la ofensiva con un tridente que completaría el ghanés Mubarak Wakaso, de cara a la otra campaña, en la que el club catalán aspira a jugar competiciones europeas.

Luego que en la semana Javier Aguirre renovó por un año más con el Espanyol, ya comienza a planear la llegada de refuerzos, uno de ellos el volante Manuel Lanzarote, procedente del Sabadell, y bajas del plantel, confirmada hasta ahora, la del portero argentino Christian Alvarez.

El diario menciona que sin embargo, la desventaja del Espanyol en fichar a "Gio" es el aspecto económico y por otro lado el hecho de que Aguirre lo conoce sin duda le aseguraría la titularidad, respaldada por el buen nivel futbolístico que posee actualmente.

Giovani dos Santos cobra en promedio 1.2 millones de euros (poco más de millón y medio de dólares) por temporada, precio alto para los Periquitos y además el Mallorca planea venderlo en no menos de ocho millones de euros (poco más 10 millones de dólares).

Cabe recordar que la mitad de los derechos del atacante mexicano aún pertenecen al Tottenham, de la Liga Premier de Inglaterra.

Por su parte Valencia hizo un ofrecimiento cercano a los siete millones de euros (más de nueve millones de dólares) y el Galaxy propuso los ocho millones de euros, aunque el futbol estadounidense no interesa al delantero.