7 de julio de 2013 / 07:33 p.m.

Luego de su sufrido triunfo en Nurburgo, el tricampeón mundial Sebastian Vettel señaló que para él es un alivio no haber durado unas vueltas más, porque quién sabe qué hubiera pasado.

 

Con menos de 10 segundos de diferencia entre los cuatro primeros lugares, el piloto de Red Bull sabía que traía a los Lotus encima pero se supo mantener en la primera posición para triunfar en casa y consolidarse en el mundial.

 

"Ha sido una carrera difícil, una de las más difíciles en mucho tiempo. Me alegra que la carrera no fuera dos o tres vueltas más larga ya que Kimi era algo más rápido al final. Estoy contento de que todo haya salido bien y es muy especial", expresó.

 

Vettel dijo que ser local en esta fecha del mundial le da un sabor especial a la carrera, puedes se alegró a muchos en las gradas.

 

"Es un privilegio tener la oportunidad de correr en tu país: hay unas 20 carreras, pero hay obviamente más de 20 países, así que es especial correr en casa y tener todo este apoyo. Tuve una buena salida y luego me centré en cada vuelta durante la carrera", comentó.

 

Por otro lado, la alegría en el pit de la escudería se complementa por la carrera de su compañero, el australiano Mark Webber, quien ha hecho algo épico al reponerse del lugar 19, tras un error, y cerrar en los puntos al rebasar al mexicano Sergio Pérez en la última vuelta para ser séptimo.

 

El problema radicó en el incidente que lo llevó a perder sus opciones de podio en la carrera, ya que fue sancionado con 30 mil dólares de multa después de que durante su detención una rueda se saliera y golpeara a un camarógrafo.

Notimex