25 de septiembre de 2013 / 07:03 p.m.

Ciudad de México.-Especialistas en el tema de fuerzas armadas demandaron al Senado tener cuidado en las modificaciones al Código de Justicia Militar, al advertir que las reformas al fuero militar pueden dañar la disciplina y con ello pegar a defensa y seguridad nacional.

Durante la primera audiencia convocada por la Comisión de Justicia del Senado para revisar el proyecto de dictamen que reforma el artículo 57 del Código de Justicia Militar, los senadores Roberto Gil, Alejandro Encinas y Verónica Martínez, entre otros, rechazaron que el Senado quiera debilitar a las Fuerzas Armadas, al argumentar que lo que se busca es fortalecer su institucionalidad y su actuación en el marco de los derechos humanos.

En la primera mesa fueron invitados José Alfonso Suárez del Real, asesor en seguridad nacional; José Medina González Dávila, de la Universidad Iberoamericana; Ricardo Sodi Cuéllar, catedrático de la maestría en derecho militar de la Universidad Anáhuac; y Javier Oliva Posadas, politólogo y experto en asuntos de seguridad nacional.

En su turno, Medina Dávila dijo que en el caso de que las ocho iniciativas incluidas en el proyecto de dictamen se aprueben, “se atentaría no solo contra la estructura y los fundamentos identitarios de las instituciones militares mexicanas, sino también se vulnerará la cultura y tradición militar del país”.

Indicó que ello influiría directa y negativamente en la defensa y seguridad nacional, pues las fuerzas armadas se han regido por la disciplina militar fundamentada en certidumbre jurídica y de comportamiento, establecido en las prácticas cotidianas del orden.

“El fundamento rector de la disciplina militar en su conjunto es la certeza de que el personal militar es responsable de sus actos”, subrayó el ponente, al proponer que, en todo caso, se podrían aumentar las penas y castigos contra quienes infrinjan la ley con sanciones ejemplares.

En su turno, Javier Oliva sostuvo que si la historia demuestra que el código ha funcionado bien por años, para qué cambiarlo y es mejor dejarlo como está.Dio cifras internacionales de la relación diaria que hay de la milicia con los civiles, según las cuales, los delitos cometidos son mínimos.

“Hay en promedio 65 mil militares en la lucha diaria contra el crimen organizado. Si tomamos en cuenta el número de interacciones, de cinco ocasiones al día frente a grupos criminales, tenemos un total de 325 mil interacciones diarias y ¿cuál es el porcentaje de violaciones?”, preguntó a los senadores, al puntualizar que no puede haber tolerancia cuando se cometen delitos, pero hoy los militares ya son juzgados y de manera firme.

En ello coincidió Sodi Cuéllar, quien aseveró que no pasa nada si los militares son procesados por tribunales civiles porque “ya son juzgados. Todo lo demás que cometan militares como secuestro, robo, homicidio, deben ser juzgados por civiles, porque no son delitos del fuero militar”.

 — ANGÉLICA MERCADO Y OMAR BRITO