18 de junio de 2013 / 08:37 p.m.

El español Rafael Nadal, quien llegó a la capital británica para su participación en el torneo de Wimbledon, el certamen más antiguo y prestigioso del mundo del tenis, reconoció que tendrá que mantener el buen nivel y agresividad mostrada en Roland Garros.

El quinto mejor jugador en la clasificación de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP), confesó que está preocupado por su falta de actividad en partidos en césped.

"No sé cómo voy a responder allí porque prácticamente llevo dos años sin poder jugar bien en hierba. El año pasado llegué muy mal de la rodilla, así que ahora hay que trabajar, hacer las cosas bien y esforzarse al máximo en cada entrenamiento para llegar competitivos a la primera ronda", mencionó el reciente ganador del Roland Garros.

A pesar de las dificultades, el manacorí tiene bastantes opciones de ganar su tercer Grand Slam de la temporada, al igual que de sumar un título más de la ciudad londinense, donde ha jugado cinco finales y ganado dos, en 2008 y 2010.

"Es el segundo Grand Slam que mejor se me ha dado, es la realidad, los resultados lo dicen. Es un torneo muy especial, siempre he dicho que me encanta jugar allí, y tener la oportunidad de volver a competir en un torneo como éste es siempre una ilusión y una motivación grande".

Se espera que los organizadores adelanten al tenista español para evitar que se enfrente en la primera ronda con el serbio Novak Djokovic o contra su compatriota David Ferrer, quienes encabezan el ranking de la ATP en la primera y cuarta posición, respectivamente.

"No sé cómo van a estar los cabezas de serie, pero sea cual sea espero enfrentarme contra ellos en cuartos o semifinales porque querrá decir que habré tenido una adaptación fantástica a la superficie y habré tenido una buena primera semana de competición".

Nadal tiene una semana para preparar su participación en Wimbledon, torneo que comenzará el próximo lunes 24 de junio, por lo que aseguró tendrá que adaptar la agresividad de Roland Garros a la hierba de Wimbledon.

"Los primeros partidos siempre son complicados porque encuentras tenistas que juegan muy agresivos y no hay margen para la tensión y los nervios. Es un torneo en el que hay que estar concentrado en cada momento porque el partido se te va muy rápido", concluyó el tenista mallorquín.

Notimex