8 de julio de 2013 / 10:50 p.m.

La recuperación de Aldo de Nigris en las instalaciones deportivas de Verde Valle van de acuerdo a lo planeado, pues el delantero regiomontano cada día va tomando más confianza y en viva voz afirmó que ya tiene deseos de ponerse a las órdenes de Benjamín Galindo.

"Hasta ahora voy bien, entre hoy y mañana me quitan los puntos (de la cirugía), hoy me quitaron las muletas, ya estoy haciendo bicicleta y más trabajos de fuerza, la verdad es que me he sentido muy bien, vamos a esperar a seguir igual y poder estar listo lo antes posible".

La buena noticia para el Italiano es que de momento no hay dolor, que puede hacer a la perfección el trabajo de bicicleta, que en este momento es el máximo esfuerzo que hace el centro delantero del Rebaño.

"No me ha dolido, siempre que haces un ejercicio nuevo o de mayor intensidad como la bicicleta puede molestar un poco, se viene de una operación, con el tiempo vamos a ir viendo, siempre va a haber un poco de molestia, pero es tolerable, hay que ir mejorando cada día".

Aldo agregó que no se ha desesperado, que al contrario está en un momento de plenitud, que sabe que con paciencia va a lograr un mejor desempeño dentro de la cancha.

"Me acomodaron más ejercicios de fuerza y subieron el volumen de estos, empezar a hacer bicicleta, siempre el hielo y la terapia que se tiene que dar, continuar con las sesiones dobles para estar bien y cuando vuelva hacerlo al 100 por ciento sin ningún problema. Eso siempre, es una de las cosas positivas que tengo, entregarme siempre por el equipo, por mis compañeros, con mucho ánimo, la armonía tiene que estar siempre, creo que eso es fundamental para que una persona triunfe en su vida o en su profesión".

Jesús Hernández